You are here: Home > Viajando > Viajar tras la cuarentena: me voy a Valencia

Viajar tras la cuarentena: me voy a Valencia

Con el panorama que está presente actualmente por la crisis del COVID-19 muchos dudamos a la hora de viajar y preferimos quedarnos en casa o desplazarnos a ciudades más o menos cercanas de nuestro lugar de residencia.

En los textos anteriores os he hablado acerca de escapadas que hice al río Cabriel, en Cuenca, y a Segovia, ambas previas al confinamiento. Sin embargo, desde que terminó la cuarentena en Madrid a principios de junio, no había tenido la oportunidad de hacer ningún viaje hasta hace poco.

Me fui a Valencia con mi hermano a pasar un par de días. Nos alojamos en el Perellonet, un pueblo a las afueras de la ciudad. La verdad es que por lo general, en esta zona no hay mucha afluencia de gente, pero con el coronavirus había menos aún.

Nada más llegar, bajamos al restaurante con nuestros abuelos y nuestra prima Paula y comimos una paella. En Madrid no me suele gustar la paella ni el arroz en general pero, ¡la de Valencia es lo más!

Después de comer, dimos un paseo por la playa y nos bañamos un poquito. Estaba bastante nublado y aunque no hacía frío, al final de la tarde empezó a llover. ¿En serio? Tuvimos suerte porque después de cenar, salimos a tomar una copa y el cielo ya estaba despejado.

Al día siguiente hizo bastante mejor tiempo, así que aprovechamos para ir a la playa. La verdad es que en los viajes cortos sí me gusta mucho ir a la playa, pero cuando tengo vacaciones más largas me canso muy rápido. No me gusta estar tirada en la arena mientras pasan los días porque siento que no aprovecho el tiempo, así que prefiero optar por hacer turismo, como ya os he comentado en otros viajes como el de Fuerteventura.

No podía faltar la visita al Parque Natural de la Albufera. Es un sitio espectacular y si vais a Valencia lo recomiendo muchísimo. Me encanta, me transmite mucha paz y cada vez que viajo a esta ciudad lo visito aunque solo sea durante un ratito. En esta ocasión fuimos a media tarde, pero cuando mejor luce es durante el atardecer.

Aquí se acabó nuestro viaje. No fuimos al centro de Valencia porque nuestro objetivo no era hacer turismo, sino disfrutar de nuestros abuelos tranquilamente.

Pero como sé que os gusta que escriba acerca de los lugares que visito, voy a contaros un poco por encima cómo fue la escapada que hicimos mi chico y yo a esta ciudad en junio del año pasado y a dónde fuimos. ¿Me acompañáis?

En aquella ocasión también nos alojamos en el Perellonet pero a diferencia de este año, sí fuimos al centro. Dimos un paseo por el Oceanogràfic, que es de los sitios más representativos de Valencia, aunque esta vez no entramos.

62499429_1902346079866756_3199927223100375040_n

Después, fuimos a la zona del puerto que está llena de restaurantes y pubs. Es un sitio muy bonito, ahora veréis la foto. Dimos una vuelta y acabamos cenando y tomándonos unas copas en el restaurante Destino Puerto. Aquí sí que había bastante gente.

En esta escapadita también nos dio tiempo a bajar a la playa y, ¡cómo no! a visitar la Albufera, que no me puede gustar más.

Ahora entendéis por qué os he dicho antes que la Albufera es mucho más bonita al atardecer, ¿verdad? Es alucinante.

Esta vez he mezclado dos viajes en uno y espero de corazón que hayáis disfrutado al leer este texto al menos tanto como yo he disfrutado escribiéndolo. Como siempre, muchas gracias por leerme y por decirme qué os parece lo que escribo. ¡Feliz semana!

 

40.416775
-3.703790
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply