You are here: Home > Viajando > Tam biet, Vietnam!

Tam biet, Vietnam!

¡¡¡Adios Vietnam!!!

… Al despedirnos parece que nos falta algo… ¡¡El ruido infernal de motos y coches!! ¡¡¡Maaaaadre mia!!! Es tan  raro escuchar una calle casi en silencio, que dan ganas de hacer ¡brum,  brum, pipi! de vez en cuando…

Hanoi ha decepcionado en general.  La verdad es que para mí  tiene poco que ver y estresa más de la cuenta aunque ya nos habíamos habituado a cruzar echando morro y ¡¡sin rezar!! A mi al final, hasta me ha parecido curioso, pero reconozco que he tenido ración de motos de sobra. De motos  y de calor porque ¡era inhumano! Sudaban pestañas, bragas, bigotes, …  ¡Todo! En las motos se ve todo lo imaginable: familias enteras de hasta 5 miembros, gallinas, patos, cajas enormes, puertas, paneles gigantes  de madera… Y hasta un cerdo enorme abierto en canal… Todo es  posible.

Nos fuimos a Tam Coc huyendo del jaleo de la capital. Estuvimos  en Hoa Lu y haciendo tiempo tonto porque el guía sabía que la excursión no daba para mucho. Para pasar el rato decidieron ir a paso de tortuga vieja por carreteras llenas de agujeros y nos cocimos y salimos de la furgo desconyutados. Muy cómodo…

En Tam Coc te llevan en barca por un río y las señoras reman con los pies.  El sitio es muy bonito pero resulto terrible por el calor, el sol  achicharrante que no daba tregua… Ibamos con sombrero vietnamita (todo un hallazgo!) y con paraguas y aun así te morías si dejabas un centímetro  de piel al sol. Con tanto cachibache no se aprecia bien el paisaje pero hay  que reconocer que es muy bonito. Dicen que es la Bahía de Halong de interior. A mi para tanto no me pareció pero si me gustó. El agua del  río era clarita, había patitos, lo del remo de pies era curioso… Eso sí, las vietnamitas de ese pueblo eran unas pesadas del quince…

Tal y como intuía yo, no hay tanta sonrisa real y si la hay es tirando  al centro del país, porque en Hanoi desplegaban todos sus encantos de mala educación… ¡¡¡Q gente!!! Solo el botones del hotel, un chico jovencito con zapatos de trea numeros mas, sonreia a todas horas. El resto… ¡Ejem! Se cuelan, escupen, soplan mocos sin pañuelo, sorben fideos, se tocan los pies a todas horas, … Jajaja, ¡qué bien lo pongo! ¡Como para animar al personal a venir! Aún así me ha flipado el país.

Las calles de Hanoi están guarretas pero tengo q reconocer que en general el país no me ha olido mal. En Hoi An olía mucho a arroz cocido y en el resto había zonas de basura que olían mal pero no era lo normal

Estuvimos en un mercado local y además de chinadas (algo muy común  porque para comprar no hay mas que mierdas de plástico) Había arroces de todo tipo,  especias, pescados, tortugas (para consumo, daban más penaaaaaaa) y  todos nos miraban. Pero a eso ya nos hemos acostumbrado. Son  descarados y te miran de arriba a abajo. Se lo hice yo a una  vieja, que lejos de pasar vergüenza porque la pillé, se murió de risa…

Se acaba Vietnam… nos dejó con buen sabor de boca y volvería de nuevo. Seguiré contando de otros lugares de Asia (más Malasia y Camboya que son del mismo viaje) aunque entre medias estoy de vacaciones y el sitio, sin ser “exótico” para mí, es IMPRESIONANTE, así que probablemente  lo cuente :)

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply