You are here: Home > Viajando > Regreso a Guate

Regreso a Guate

Jeffrey Pérez

Antes de contar toda la historia hay que dejar algo en claro, yo soy un estudiante de cine de primer semestre. ¿Por qué cuento esto? Porque durante todo el viaje no solo estaba al tanto de todo lo que sucedía con respecto a mi regreso, también iba haciendo tarea. Esta tarea trataba acerca de hacer una foto secuencia de máximo 15 fotos contando una historia y en mi caso decidí documentar mi regreso a mi país, Guatemala. El día de mi viaje empezó a las 3:00 a.m. porque tenía que llegar al aeropuerto temprano para tramitar unos permisos para poder viajar con mis perros. Desde esa hora comenzaron los problemas. El Uber que pedí se perdió, así que estuve desde las 4:00 a.m. esperándolo frente mi casa. Imagino que ha de ser porque el barrio donde vivo es grande, parece un laberinto con tantos caminos. El lado bueno es que me dio la oportunidad de tomar unas cuantas fotos del inicio del viaje. 

Al llegar al aeropuerto, por ahí de las 4:30, fui directo a sacar los papeles de los perros, un trámite que duró 1 hora casi. Nos dieron muchos papeles a firmar acerca de legalidades de los animales, que los llevábamos sanos y que no llevaran nada sospechoso. Imagino que hacen esto con cada persona que trata de transportar animales pero ponerme a firmar esas hojas en la madrugada fue un sufrimiento total. Al finalizar eso fuimos directo a dejar una maleta y a recoger los boletos.

Quiero dejar en claro que lo que voy a decir ahora no es para nada exagerado. El aeropuerto estaba socado de personas, no siempre se respetaba la sana distancia y había policías por todos lados. Intenté tomar fotos de todo esto, pero si lo hubiese intentado me hubiera metido en problemas ya que es una zona federal. Otra cosa que me estaba molestando es que no había comido nada y ya eran casi las 8 a.m. Me estaba muriendo del hambre.

Solo cuando llegamos a la puerta donde se ubicaba nuestro vuelo de CDMX a Tapachula fue que por fin pudimos desayunar ya que había unos restaurantes en ese mismo lugar. Cuando me senté a comer en el restaurante me di cuenta de que el lugar estaba llenísimo, había gente por todos lados y la mayoría no respetaba la sana distancia. Al principio pensé que quizás podría ser que no todas esas personas iban a ir en el mismo vuelo que yo, pero estaba terriblemente equivocado. 

Todos mis temores se confirmaron cuando abordé el avión. Iba a su máxima capacidad. Si me hubiera ido en un avión más grande puedo apostar que la aerolínea hubiera hecho hasta lo imposible por llenar el avión. Naturalmente, me dio miedo estar rodeado de tanta gente ya que no quería llegar a mi casa a enfermar a mis padres. Me sorprendió mucho que una aerolínea pueda llegar a ser tan irresponsable y que se aproveche de la necesidad de las personas para llenar los aviones

De CDMX a Tapachula fueron 2 horas de vuelo, y a pesar de que estuve despierto desde muy temprano, no pude dormir por editar las fotos que ya llevaba. Aparte, como el avión iba tan lleno, me daba un poco de pánico que quizás alguien podría toser hacia mi, o que por estar dormido no me iba a dar cuenta de algo que pueda suceder. Además, no solo nunca me había tocado un asiento al lado de la salida de emergencia sino que me toca durante una pandemia. Pienso que es mucha responsabilidad para un adolescente de 18 años, pero a pesar de todos estos desafortunados sucesos,  llegué a salvo a Tapachula.

Al llegar a Tapachula pedimos un taxi desde el aeropuerto a la frontera El Carmen. La situación con las fronteras en tiempos de pandemia es curiosa, mientras en algunas se hacen pruebas hasta el cansancio, en otras como esta, no hay ni un policía mexicano en todo el puesto y del lado de Guatemala solo te piden tu información básica y te toman la temperatura. 

Esta parte de la frontera estaba vacía, no había nadie regresando a su país excepto por mí, lo único que se podía ver eran carros de Estados Unidos siendo desinfectados  para pasar a Guatemala. Aunque es ilegal, sentí la necesidad de tomarle una foto a lo que sucede en la frontera, así que me pegué el celular al pecho y tomé la foto. Todo sea por el arte.

Ya que mis padres no podían llegar por mi, tuve que contratar a un chofer para llevarnos a casa. A este personaje lo tuvimos que esperar por casi 1 hora bajo el sol porque no podíamos pasar hasta que el chofer diera sus papeles en el puesto de registro. Para este entonces ya eran las 12:45 p.m. en Guatemala, lo cual es 1 hora atrás para México.

Se supone que de la frontera El Carmen hasta mi casa son aproximadamente entre 4 y 5 horas de viaje sin parar. Sin embargo, esa tarde llegué a casa en 7 horas por el inmenso tráfico que había en la carretera. El lado positivo es que tuve mucho tiempo para terminar de editar e incluso tomar más fotos durante el camino, aunque admito que fue muy difícil mantener la concentración mientras moría de hambre nuevamente.

A pesar de que el hacer esta tarea de la foto secuencia durante mi regreso me agregó más estrés y cansancio durante todo el viaje, ya que tenía que andarme fijando a que le podía tomar foto y que todo con relación a mi vuelo saliera en orden, esto me ayudó mucho a entender cómo y qué tan complicado es contar una historia con fotos cuando no estás en control de nada de lo que sucede. Dada la circunstancias en las que viajé decidí transformar mi tarea de fotosecuencia en un documental y esto me dio otra forma de ver este género. Me doy cuenta que hay que tener buenos reflejos para poder capturar lo que uno quiere. De igual manera, el tomar fotos en áreas prohibidas es algo peligroso y hay que tener mucho cuidado. Con todo esto mi apreciación por los documentales creció mucho y creo que es un género al que hay que prestarle más atención en cuanto a su historia y la forma en que se filma. Si se llega a tener una idea clara de cómo poder capturar momentos que solo llegan a suceder de una forma en toda la vida, podremos dedicarnos a cualquier género que querramos. Antes de comenzar a crear mundos debemos empezar por apreciar en el que estamos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply