You are here: Home > Viajando > Reflexión; Nacer en casa.

Reflexión; Nacer en casa.

(Tren a Aurangabad/India – 17.44hs)

Tiene la edad de Fermín (mi hermano)…

Se arrastra por el piso mientras con su remera limpia la basura del piso, al descubierto su pecho de niño. se arrastra como perro, con su remera intenta barrer nuestros almuerzos, la mierda de rata, cubierto de pies a cabeza con una tierra que parece más bien ceniza, su piel tomó un color gris, un color que no es color. Yo trato de seguir concentrada en mi libro, leo, lo leo, y trato de no mirarlo, finjo seguir leyendo, mientras él para y con un gesto, llevandose la mano a la boca, pide comida, pide plata, pide, porque no puede hacer más que pedir.

La indiferencia de los pasajeros es feroz, mi pareja incluso intenta echarlo, como un animal, o menos aún que un animal. Él al igual que todos nosotros, intenta echarlo porque no podemos aguantar tal visión a los ojos, y tal incomprensión en la cabeza, aunque estemos en India aún sorprende.

Niño de Varanasi

Yo dudo, me quedo pensando, en Varanasi pasaba algo similar, las madres con sus bebes a cuestas podían seguirte horas agitando la mamadera, pidiéndote leche; en Pushkar, nunca olvidaré a un nene que me seguía al igual que tantos pidiéndome dinero, tironeándome la ropa, hasta a veces colgándose de mis piernas, yo contestaba con un determinante “No, No, No!” sabiendo que darle unas rupias no ayudaría en nada, (¿Que podría ayudar?), el niño al notar que no iba a lograr sacarme nada freno y con una cara de confundido me pregunto “Why Not Sister…? ¿Why Not?” (Porqué no hermana? ¿Porqué no?”, mientras yo seguía caminando, él quedo parado en medio de esa calle pequeña de tierra en medio de un mercado mirando mi completa indiferencia. Y yo, quedé de por vida con su pregunta en mi cabeza.

Estos niños bañados en cenizas, los desprotegidos de siempre, los ignorados, los postergados, los olvidados…

Luego de mucho pensar…Nacer en India…

 Que bueno que Fermín nació en casa.- 

P.D: Aclaro que, considero que la India tiene muchísimo para enseñarnos a la cultura occidental. Y que aunque sí puede notarse a simple vista una extrema pobreza, también poseen de otras maneras inmensa riqueza. Pero al ver a un niño de la edad de mi hermano en esas condiciones, no pude evitar agradecer por haber nacido Argentina. 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply