You are here: Home > Viajando > Playa Cochoa

Playa Cochoa

Cada tierra está marcada por aquello que crece en ella. Es eso lo que hace posible que sus habitantes se alimenten, que trabajen y que puedan montar grandes industrias en torno a ello. Desde siempre los fenómenos de la tierra, el clima, la fisonomía que cada geografía adquiere es lo que marca la vida de quienes viven allí, moldeando a su forma el destino de los pobladores y dándoles una identidad única. Por supuesto que la identidad de un pueblo no se construye solo a partir de qué accidentes geográficos presenta, qué cantidad de ríos atraviesas sus tierras, cuántas montañas podemos encontrarnos o cuáles son los árboles típicos que nos dan su sombra y sus frutos. La identidad también está formada por la historia, por la cultural por las artes, pero todas ellas están en estrecha relación, siempre, con la naturaleza.
No se puede hacer nada sin partir de esta idea de base de que es la naturaleza que tenemos donde nacimos o donde estamos viviendo la que permite que nosotros también existamos y vivamos de determinada manera.
Teniendo esto en cuenta no es raro entonces ver como la identidad chilena se vio siempre atravesada por el hecho de estar en medio de una inmensa cadena montañosa como lo es la Cordillera de Los Andes y de una inmensa masa de agua por el otro lado como lo es el Océano Pacífico. Un gigante vigila uno de los costados de esta patria mientras que el agua acompaña en silencio y con suaves olas el crecimiento de sus habitantes.
Estos dos grandes naturales han hecho también que Chile se posicione como uno de los principales destinos turisticos de toda América. Gente de todas partes del mundo vistan nuestro país pensando que encontrarán en él paisajes incomparables por esta doble presencia tan enigmática. Y tienen razón.
Vemos entonces como la naturaleza ha permitido que en Chile se desarrolle toda una industria turística en torno a los hermosos paisajes de los que somos testigos diariamente en todas nuestras regiones.
De todos los lugares que tienen mucho prestigio en el exterior, sin dudas el más famoso y que presenta más atractivos en Chile es Viña del Mar, que nos presenta innumerables sitios para visitar, seamos viajeros que llegamos por primera vez o seamos parte de este hermoso país.
Viña del Mar tiene parajes que dejan cautivados a todos por su belleza natural así como también por el cuidado de sus habitantes como por ejemplo algunos de los numerosos parques y espacios verdes y públicos que posee la ciudad y por la cual es llamada también por muchos como la “Ciudad Jardín”.
Pero además de los siempre hermosos verdes posee muchas playas tranquilas y playas más populares, todas cercanas y de fácil acceso a las que es posible visitar para experimentar cómo pasan las tardes y las vacaciones los propios chilenos.
Una de estas reconocidas playas recibe el nombre de Playa Cochoa y es una encantadora y pequeña playa de la comuna de Viña del Mar en la que se puede pasar el día y almorzar alguno de los platos típicos del Pacífico en uno de sus muchos restaurantes.
La Playa Cochoa se extiende junto a la Avenida Borgoño y es ideal por su tamaño reducido y al tranquilidad de sus aguas para ir con toda la familia y que tanto grandes como pequeños disfruten de zambullirse en el mar con seguridad.
Este lugar es conocido por tener mucha oferta en lo que hace a la gastronomía regional en diversos espacios para comer y donde podemos tanto almorzar como merendar con la familia antes o después de haber disfrutado del agua.
Entre los productos típicos como no podía ser de otra manera se ubican los mariscos y todo tipo de comida marítima que es la famosa y la preferida por los chilenos y también por aquellos viajeros que desde el momento en que planean visitar una playa se están saboreando con la idea de unas rabas fritas o unos calamares frescos para disfrutar mientras ven el hermoso paisaje de Viña del Mar.
Después de haber pasado todo el día en este tranquilo punto de todo el borde costero de la ciudad podemos visitar otros lugares como alguno de los tantos parques o ir a comer en un restaurante más céntrico y disfrutar del ritmo encantado de Viña del Mar con toda la familia o visitar algunos de los tantos museos y patrimonios históricos que tanto nos dicen sobre la formación de un lugar, sobre cómo se llega a ser lo que se es, no solo por la magia y la presencia de la naturaleza, como habíamos dicho, sino por el trabajo y el talento de su gente.

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply