You are here: Home > Viajando > Nueva York, sencillamente fascinante

Nueva York, sencillamente fascinante

Es mi segunda vez en Nueva York pero tengo la misma sensación que mi primera visita: Asombro. Caminar por las calles de Manhathan sorprende en todos los sentidos. Es una ciudad verdaderamente fantástica en la que se pueden pasar semanas y todavía dejar cosas pendientes por hacer.

Al ser uno de los destinos turísticos más importantes del mundo, Nueva York es una ciudad cara. Pero hay maneras de arreglárselas con un presupuesto escaso, partiendo por el alojamiento. La oferta de hostels en la isla es variada pero todos con un precio alto y es por eso que conviene alejarse a barrios como Brooklyn y Williamsburg.

New York Loft Hostel fue mi elección para los 10 días en la ciudad y puedo decir que estoy conforme. Está ubicado a sólo 15 minutos en subte de Manhathan y en un barrio apasionante como es East Williamsburg. El edificio solía ser una vieja fábrica que fue transformada y ahora aloja a viajeros de todo el mundo en habitaciones de 3 y 4 personas.

DSC_0286 (2)

La lista de atracciones y paseos en infinita pero hay algunos clásicos altamente recomendados como el Museo de Ciencias Naturales, el Metropolitan Museum, Central Park, Estatua de la Libertad, Ellis Island, China Town y Upper East and West Side. Todo depende de los gustos de cada uno. La mayoría de los museos tiene un día en el que la entrada es gratuita o se puede pagar lo que uno desee así que es conveniente revisar antes de visitarlos. En el MET, por ejemplo, la entrada tiene un precio sugerido pero uno puede pagar lo que quiera.

Uno de los nuevos atractivos pero no tan conocidos es el High Line Park, un parque público elevado que fue construido en vías de ferrocarriles abandonadas. El proyecto revitalizó la zona y llevó al desarrollo de nuevos edificios y construcciones. El parque en sí se extiende por 15 cuadras y está en desarrollo un nuevo tramo, todo rodeado de obras de arte, bellas plantas, músicos e increíbles vistas panorámicas de la ciudad.

Pude aprovechar también mi visita para ver a viejos amigos que hace rato no veía y eso me dio una gran alegría. Lo rápido con lo que pasa el tiempo es a la vez triste e impresionante. Parece ayer que estaba preparándome para viajar a Estados Unidos y ahora ya se termina. Habrá que tratar de mirar para adelante y avanzar, por mucho que a veces cueste.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply