You are here: Home > Viajando > no había otra opción

no había otra opción

Un libro y un proyecto interesante: “3052, persiguiendo un sueño”, donde el senegalés Dia Mamadou relata los 8 días de viaje en cayuco entre Senegal y España. Hoy, tras 6 años viviendo en España, el autor persigue un nuevo sueño, recaudar dinero con el libro para montar una granja en su pueblo natal que mantendrá a 10 familias y cuyos beneficios irán destinados a la educación de los niños. Os dejo con un fragmento del mismo:

“El viaje en cayuco es durísimo, pero cuando llegas a España te das cuenta de que no ha acabado. En realidad, acaba de empezar. Es entonces cuando empiezas a ser consciente de todo lo que tienes que hacer: luchar por encontrar un trabajo, por conseguir los papeles, por un lugar donde vivir (…) la aventura más larga, más peligrosa y más dura de mi vida (…) Mucho más duro de lo que yo pensaba, porque en mi vida me había subido a un barco. El viaje está grabado en mi mente, al igual que en la de todos los que lo han hecho. Éramos 84 pasajeros en una embarcación de 12 metros, y no había plan B; no había otra solución. En wolof tenemos un dicho, que se puede traducir como O vivir dignamente o morir intentándolo, y creo que eso es lo que estaba en la mente de todos. Porque este viaje no lo hacemos por gusto, que no hay ningún sitio mejor que casa ni comida mejor que la de la abuela. Simplemente, es que era la única salida. No había otra opción para nosotros”.

vía: Por fín en África

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply

no había otra opción

Un libro y un proyecto interesante: “3052, persiguiendo un sueño”, donde el senegalés Dia Mamadou relata los 8 días de viaje en cayuco entre Senegal y España. Hoy, tras 6 años viviendo en España, el autor persigue un nuevo sueño, recaudar dinero con el libro para montar una granja en su pueblo natal que mantendrá a 10 familias y cuyos beneficios irán destinados a la educación de los niños. Os dejo con un fragmento del mismo:

“El viaje en cayuco es durísimo, pero cuando llegas a España te das cuenta de que no ha acabado. En realidad, acaba de empezar. Es entonces cuando empiezas a ser consciente de todo lo que tienes que hacer: luchar por encontrar un trabajo, por conseguir los papeles, por un lugar donde vivir (…) la aventura más larga, más peligrosa y más dura de mi vida (…) Mucho más duro de lo que yo pensaba, porque en mi vida me había subido a un barco. El viaje está grabado en mi mente, al igual que en la de todos los que lo han hecho. Éramos 84 pasajeros en una embarcación de 12 metros, y no había plan B; no había otra solución. En wolof tenemos un dicho, que se puede traducir como O vivir dignamente o morir intentándolo, y creo que eso es lo que estaba en la mente de todos. Porque este viaje no lo hacemos por gusto, que no hay ningún sitio mejor que casa ni comida mejor que la de la abuela. Simplemente, es que era la única salida. No había otra opción para nosotros”.

vía: Por fín en África

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply