You are here: Home > Viajando > Montañas de arroz

Montañas de arroz

A punto de embarcar en el ferry para la isla de Cat Ba y dar un paseíto de dos días por la Bahía de Halong, dejamos atrás el tren quebrantahuesos y las montañas de Fansipan.

Ayer fue un día de esos en los que todo son sonrisas, carcajadas y buen ambiente. Nos recogió en el hotel Bang, una chica de la etnia Hmong (sí, de las mismas que nos persiguieron en el pueblo) La muchacha resultó ser la mar de graciosa y nos explicó un montón de cosas por el camino sobre la forma de vida por esa zona, las distintas etnias (hay un montón) y su matrimonio (el marido no le había salido “malo”)

Fuimos un poco más allá de Sa Pa, por un camino de cabras resbaladizo, porque había llovido a mares, donde poner un pie detrás de otro, se convirtió en una aventura constante. Se oian uyuyuys por aquí y por allá y al final solo un culillo besó el barro (¡¡y no fue el mío!!) Al principio del camino, nos abordaron un montón de chicas Hmong y parecía que iban a perseguirnos, con lo que andábamos refunfuñando porque no se iban y no nos dejaban ni a sol ni a sombra. Yo cuando vi que ya no se iban a marchar y que además, mi señora me daba la mano cada dos por tres para que no resbalara, claudiqué y pensé que bien se merecía luego que le comprara algo de lo que llevara en el cesto ese que cargan a la espalda. La chica se llamaba Pein, sonreía mucho y tenia el pelo laaaaaargo y rubio y una cara de buena persona que no podía con ella, y fue mi angelito de la guarda entre campos de arroz y maíz, o en otras palabras, quizá mas certeras, me salvó el culo más de una vez.

Al final claudicamos todos y acabamos haciéndonos fotos juntos y riéndonos mucho.

Hubo un momento en el que yo creo que Bang, que por cierto, también estaba super pendiente de todos dando manos aquí y allá, nos vaciló metiéndonos entre unos campos de arroz en los que íbamos en fila por un bordillito de barro, de lado, y todos de la mano. Parecía un baile irlandés. Digo que nos vaciló porque otros iban enfrente justo, sin hacer el paripé… pero allá estábamos nosotros haciendo el indio goloso. 

Así que entre arrozales y patatas, montañas por todos lados, semicírculos dibujados en la tierra y escaleras verdes y marrones llenas de cosecha, llegamos a dos poblados de etnias diferentes.

Miraras por donde miraras era bonito, espectacular más bien. Era como si el hombre jugara en perfecta armonía con la naturaleza, nada desentonaba. Las casitas, los búfalos, el río, la gente, … Todo pertenecía al lugar igual que las montañas cubiertas de dibujos de campos de arroz.

Unas niñas jugaban con unas piedras y al pasar solté un ¡¡sinchao!! (hola) que vino seguido de amplias sonrisas y al medio segundo tenía a la niña llamándome por detrás para regalarme una de las piedras. No sé por qué, pero el día de ayer fue entrañable, como afectuoso, tiernito…

Al final compramos algo a las señoras. La mía se puso muy contenta porque le compré dos porquerías a precio de oro (en realidad yo pagaba su compañía y su mano…) y me vino al cabo de un rato a regalarme una pulsera de tela de colores. A “B” le pasó parecido y el gesto le encantó. Daban ganas de achucharlas, la verdad. Ahora vamos las dos empulseradas la mar de contentas, a juego.

Y así pasó el día. Creo q todo el mundo notaba que estábamos contentos porque hasta Nam, el dueño del hotel, me dijo que parecíamos todos muy felices.

La verdad es que sí. El comienzo del viaje a Sa Pa, en la estación infernal de Hanoi, no tuvo nada que ver con el recuerdo que nos queda ahora.

El tren, pues eso… Mucho lujo en las fotos y poco dentro, jajaja. Pero también  nos arrancó alguna carcajada y provocó conflicto con una vasca que iba en un grupo organizado, de esas que se deben creer que el mundo es suyo (la llame antipática (de mierda, por cierto, pero eso lo añadí después) y me quedé tan ancha)

Ahora estamos solitos en un ferry llenito de vietnamitas gritones que van de vacaciones a la isla de Cat Ba. Espero que no canten porque parecen gatos muertos cuando lo hacen… ¡¡¡Rumbo a la Bahía de Halong!!!

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply