You are here: Home > Viajando > Monguí, Colombia

Monguí, Colombia

En la cordillera oriental de los Andes colombianos, en el departamento de Boyacá, a 230 kilómetros al nororiente de Bogotá, se encuentra Monguí, una pequeña población de no más de cinco mil habitantes reconocida por sus calles empedradas, su arquitectura colonial, las coloridas pelotas de fútbol que cuelgan en varias puertas de las casas en la plaza central y la calidad humana de sus habitantes.

Fundada el 31 de diciembre de 1601, Monguí es una clara representación de la cultura boyacense reflejada en la hospitalidad y la tranquilidad que allí se respira, así como en su gastronomía local, basada en los productos obtenidos de la agricultura local- base económica de miles de familias campesinas de la región- como lo son la papa, la cebolla, diferentes tubérculos, entre ellos algunos de formas muy curiosas como lo son
las chuguas, y otros granos y verduras además de productos cárnicos y lácteos. De ellos obtienen deliciosos hervidos y sopas, génovas (una especie de salchichón redondo que parece una pelota alargada de ping pong) y también los muy reconocidos amasijos de dulce y sal que se acompañan con aguadepanela o café. La gran plaza central, la Iglesia Basílica de Nuestra Señora de Monguí con su fachada de ladrillo destapado, las calles estrechas y las casas blancas de ventanas y balcones verdes decorados con flores rojas nos transportan a la época colonial española, haciendo de la visita un viaje a través del tiempo en la historia colombiana. Gracias a que esta zona no sufrió el impacto del conflicto armado del país, su arquitectura y base económica se han mantenido estables por generaciones y su estructura vial no se ha visto afectada, sino por el contrario, ha sido fortalecida para conectar mejor a esta región con el resto del país.

Además de la agricultura, Monguí es reconocida por la elaboración de productos en cuero, específicamente de pelotas de fútbol, las cuales son comercializadas por todo el país generando así una estabilidad económica para decenas de familias monguiseñas que dependen de este producto. Al visitar Monguí es posible entrar a una de las tantas fábricas que allí se encuentran, las cuales han sido manejadas por las mismas familias durante generaciones. Durante el recorrido, se puede ver paso a paso la elaboración de una pelota y al final de este, uno mismo elabora su pequeño balón de fútbol para llevarlo como recuerdo a casa.

Visitar Monguí, reconocido como el pueblo más bello de Colombia, es hacer una conexión con otra cultura, con otro estilo de vida. Una vida en la que se resalta disfrutar el día a día, disfrutar la tarde tomando una aguadepanela con el vecino en las frías tardes de las montañas andinas; es desconectarse por un momento del estrés que se vive en las ciudades grandes y es disfrutar de un aire limpio, que revitaliza el cuerpo y el alma.

Autor: M. A. Q. N., nivel B2+

Léxico específico, expresiones fijas y combinaciones frecuentes
Algunos marcadores y conectores
Verbos, sustantivos y adjetivos con preposición

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply