You are here: Home > Viajando > Mitos Erróneos y Comunes sobre Chavín: 1. La Huanca Terrorífica

Mitos Erróneos y Comunes sobre Chavín: 1. La Huanca Terrorífica

MITO 1. La Gran Huanca (‘Hatun Wanka’) es una deidad terrorífica

Photobucket
La Gran Huanca. Fuente: CyArk

Esta es una idea popular. De acuerdo a este mito, la imagen representada en el llamado ‘lanzón monolítico’ esboza una mueca amenazante, intensificada por los colmillos saliendo de la boca, las serpientes en la cabeza y las manos y pies en garra. Su objetivo: generar miedo al espectador. Esta idea es difundida por algunos guías de turismo para explicar de manera facilista los mecanismos a través de los cuales la cultura Chavín logró cierta hegemonía cultural en su época.

¿Cuál es el objetivo del tallado en la figura de la piedra sagrada? Definitivamente es la representación de un ser cuya importancia para la sociedad Chavín era evidente dada su localización en el centro ceremonial. ¿Qué más se puede inferir de la imagen en forma objetiva? No mucho, pero hay más razones para pensar que es un ser que sonríe en lugar de una representación creada para causar terror. La principal de estas razones es que la figura tiene la mano derecha levantada con la palma hacia el espectador. Si asumimos las tendencias místicas de los sacerdotes Chavín, más que encontrarnos frente a una imagen de un terror arcaico estamos frente a una imagen que nos saluda, muy similar al Tian Tan Buddha en Hong-Kong.

¿Debemos temerle a algo que nos saluda? ¿No es acaso una huanca una piedra sagrada venerada que representa los orígenes y/o ancestros de una comunidad? Semejante a un tótem norteamericano o, más cercano en el tiempo y la distancia aún, al monolito Ponce en Tiwanaku.

Y tal vez represente más. Si pensamos como probablemente lo hubiera hecho Mircea Eliade -filósofo e historiador de religiones- la huanca también representa el ‘axis mundi’ o  el eje o centro del mundo. El punto de conexión que une el mundo celestial (‘Hanan Patsa’) con el mundo de abajo (‘Uran Patsa’) y con el mundo terrestre (‘Kay Patsa’). El lugar en donde se encuentran las 4 direcciones.

La huanca sería el eje central de un universo que forma parte del entretejido cósmico compuesto por infinitos mundos. En palabras de Eliade (2009 [1965]: 213), es por este eje que “el alma del chamán en éxtasis puede subir o bajar durante sus viajes” para lograr obtener el poder de la curación, abrir las puertas de la adivinación y acceder al mundo divino.

¿Acaso no está la huanca en medio de unas galerías en forma de cruz? ¿Acaso no está la huanca sobre una base en forma de chakana? ¿Acaso no está tallada en la frente de la imagen una de las primeras representaciones de la cruz andina? No hay que olvidar que Chavín de Huántar es un centro ceremonial, un espacio sagrado.

Si, una persona puede asustarse al ver al ser antropomorfo tallado en la piedra sagrada. Pero una reacción de una persona o de un conjunto de personas siempre es subjetiva. Las personas no vemos la realidad tal cual es, las personas vemos la realidad tal como somos, parafraseando a Anais Nin. En estos tiempos de antropocentrismo, una figura semi-humana con rasgos de animal con la mano que saluda puede aparecer monstruosa para algunos mientras que un joven de 33 años sangrante y crucificado a unos maderos puede aparecer como una manifestación suprema del amor divino para otros. Cada persona, cada sociedad, ve de acuerdo a su perspectiva cultural, definida tanto en tiempo como lugar. ¿Cómo podemos imponer interpretaciones desde perspectivas culturales contemporáneas a imágenes hechas desde otra perspectiva cultural que existió hace más de 3000 años? Lo más apropiado es intentar realizar una interpretación desde una perspectiva similar a la de las personas que existieron hace 3 milenios. Y si se hace el ejercicio, lo más probable es que se llegue a la conclusión que las representaciones antropomorfas en Chavín de Huántar -y en otras culturas originarias de las Américas y Asia- fueron utilizadas más con fines de generar admiración y respeto, que terror.

Carlo Brescia, Febrero 2013

Photobucket La Huanca, o también llamado el ‘Dios Sonriente’ de Chavín, tomado del libro “Arte Chavín” (Campana 1995). Fuente: Fotos y Figuras

Photobucket Buda de Tian Tan en Hong-Kong. Fuente: Wikipedia

PhotobucketLa mano con la palma abierta que saluda. Fuente: CyArk

Photobucket Monolito Ponce en Tiwanaku, Bolivia. Fuente: Wikipedia

REFERENCIAS

CAMPANA, Cristobal
1995. Arte Chavín – Análisis Estructural de Formas e Imágenes. Lima: Universidad Federico Villareal.

ELIADE, Mircea
2009 [1960]. El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis. Trad. de Ernestina Champourcín. 2da ed. México DF: Fondo de Cultura Económica.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply