You are here: Home > Viajando > Lo mejor de Roma

Lo mejor de Roma

Salimos de Bilbao a Roma, la ciudad eterna. Todo su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad, y gracias a nuestros amigos romanos tenemos la oportunidad de visitarla habitualmente.

Además, incontables turistas la visitan cada año y en cualquier época, así que vamos a tratar de enseñar nuestros lugares favoritos, algunos muy populares y otros no tanto.

Es una propuesta demasiado exigente para un día, por lo que recomendamos ver menos seleccionando lo que más te llame al atención. Lo ideal es pasar varios días tranquilamente y sin prisa, pero no siempre podemos.

1. El Coliseo

El Anfiteatro Flavio es el emblema de Roma, de Italia y también de la arquitectura clásica. Y no es para menos, sus 80 arcos, los casi 50 metros de altura y 188 de diámetro por su lado más ancho, en un emplazamiento inmejorable, hacen del Colosseo y sus aledaños un lugar único.

Lleva en pie desde el siglo I y aún hoy podemos acceder y caminar por los pasillos y gradas por las que pasaban los 65.000 espectadores que era capaz de albergar.

Justo al lado está el Arco de Constantino, uno de los mejor conservados de toda la Historia del Arte.

Si quieres entrar al Coliseo y no llevas entrada, puedes ahorrarte mucho tiempo de cola sacando la entrada combinada del Coliseo, Foros y Palatino en la taquilla de los mismos: tardarás menos en acercarte a los Foros, comprar la entrada y regresar, que en hacer la cola del propio Coliseo.

2. Foros imperiales

Sería como el Casco Viejo de la roma imperial, y, aunque no puedes tomar cañas dentro, sí que puedes dedicarle un buen rato. Desde el Coliseo hasta el Campidoglio, actual ayuntamiento de Roma, la Via dei Fori Imperiali divide los foros.

El Campidoglio y la loba con Rómulo y Remo, símbolo de la ciudad de Roma

La avenida esta custodiada por estatuas de de los antiguos emperadores romanos, y desde aquí se pueden ver a distancia la mayoría de ruinas.

Hay multitud de monumentos, edificios y ruinas antiguas excepcionales, así que si tienes interés en la historia antigua, la visita guiada del Foro le otorga un valor añadido incalculable. Si puedes permitirte los 12€ que cuesta, verás que merece la pena.

Con la entrada podrás ver de cerca el Arco de Tito y el Palatino

A un lado está el imponente Foro de César, que además del Arco de Tito y el de Septimio Severo, alberga los restos del antiguo Templo de César. Lugar del funeral de Julio César, mítico emperador de Roma y donde Marco Antonio leyó su testamento y cremó su cadaver, por lo que podría considerarse su tumba.

Emperadores, tumba y Foro de César

Al otro lado están el Foro de Augusto, el de Nerva y el de Trajano con su famosa columna. Si hay oportunidad, recomendamos el espectáculo nocturno donde, sobre los restos del foro, se reconstruye la decadencia y los diluvios e incendios que lo destrozaron.

3. Fontana di Trevi

Hay varias fuentes espectaculares en Roma. Una destaca por encima de cualquiera, y es la Fontana di Trevi, una maravilla barroca situada en el cruce de tres calles que marcaba el final de uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma.

Más de un millón de euros se recogen de su interior gracias a las diferentes leyendas que rodean el acto de arrojar una moneda a la fuente: una moneda para volver a Roma, dos para encontrar el amor y tres para casarte o divorciarte…

Así que si tiras una moneda y regresas a Roma puedes consultar aquí nuestras propuestas para una segunda visita ;) .

4. Panteón

Está en la Piazza della Rotonda y es el Panteón de Agripa. Un edificio circular con un pórtico de enormes columnas de granito. Construido en el siglo II, es uno de los edificios de la Antigua Roma mejor conservados, porque ha estado en uso continuo durante toda su historia. Fue un antiguo templo romano dedicado a los dioses Marte, Venus y el “Divus Iulius”, aunque en la actualidad es una iglesia.

Por suerte la entrada es gratuita, y aunque siempre hay bastante cola no es de las peores.

Si por fuera impresiona, por dentro es espectacular. Su cúpula de 43,44 m es la mayor cúpula de hormigón en masa de la historia. Impresionante su decoración, las columnas, el mármol y el gran óculo central de la cúpula, que permite la entrada de un foco de luz natural (y agua de lluvia cuando hay tormenta).

Curiosamente, los restos de Rafael, el famoso pintor de La escuela de Atenas, reposan en el interior del grandioso Panteón de Agripa, en una tumba diseñada por él mismo.

5. Piazza Navona

La Piazza Navona está muy cerca del punto anterior, y con sus esculturas, fuentes y edificios forman uno de los espacios por los que parece no haber pasado el tiempo desde la Antigua Roma.

Fontana dei quattro fiumi: Río de la Plata, Ganges, Nilo y Danubio
La Fontana di Nettuno y la del Moro en los extremos de la plaza

Como en el centro de la plaza se levanta un obelisco, también la hemos incluido en nuestra Ruta de los Obeliscos Egipcios en Roma, que puedes ver aquí.

Callejear por Roma es una delicia, ya que cada pocos metros encuentras fuentes esculpidas, obeliscos, estatuas o columnas conmemorativas. Sólo entre los tres monumentos anteriores (Fontana, Panteón y Piazza Navona) podrías pasar un día completo alrededor admirando el Obelisco de Montecitorio, la Columna de Marco Aurelio o el cercano Palazzo di Giustizia.

6. Ponte Sant’Angelo

De camino al Vaticano, no puedes dejar de pasar por el Puente Sant’Angelo y admirar las 10 estatuas de ángeles de Bernini. Un lugar precioso en la actualidad que durante el siglo XVI se utilizó para exponer los cuerpos de los ejecutados.

Al otro lado del puente, se entuentra el Castillo del mismo nombre que también merece una visita si dispones de tiempo. Este castillo se ideó como mausoleo para el emperador Adriano, pero pronto cambió de uso para servir de fortaleza y refugio de papas a lo largo de los siglos.

7. El Vaticano

La Ciudad del Vaticano es el país más pequeño del mundo, un territorio dentro de Roma que alberga la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia católica y residencia de su jefe, El Papa.

Aquí podríamos pasar uno o varios días, pero para una primera visita puedes madrugar mucho, evitar parte de la cola, acceder la Basílica y contemplar la descomunal decoración de su interior.

Si tienes más tiempo, puedes subir a la Cúpula para admirar las vistas de la ciudad, o pasear por la famosa Plaza de San Pedro, donde encontrarás otro obelisco egipcio de 27 metros.

El país entero casi cabe en una foto

Puedes pasar horas en este pequeño país, incluso el día entero si te decides a entrar en los Museos Vaticanos, aunque quizás mejor en tu regreso a Roma.

8. Fontana dell’Acqua Paola y Trastevere

Si tienes energía, recomendamos subir hasta esta monumental fuente que apareció en la película La grande bellezza de Paolo Sorrentino, que además te permitirá disfrutar de espectaculares panorámicas de la ciudad.

Entre la fontana y el río Tíber se encuentra el Trastévere, histórico barrio de Roma, famoso por sus fotogénicas calles adoquinadas con casas medievales, sus restaurantes y vida nocturna. Si te decides a caminar por la zona, la curiosa Basilica di Santa Maria in Trastevere y La isla Tiberina en medio del río Tíber merecen una parada.

La isla Tiberina y algunos detalles del Trastévere

9. Bocca della Verità

Esta moneda gigante de mármol con un rostro masculino barbudo en el cual los ojos, la nariz y la boca están perforados y huecos, se ha convertido en uno de los lugares más populares de Roma, y por suerte no tendrás que pagar más que la voluntad para acercarte a ella.

La máscara gigante, envuelta en varias leyendas desde siglos atrás, está rodeada de misterio sobre su origen y función. Es curioso que la leyenda más conocida sea a través de la película Vacaciones en Roma de 1953, donde se cuenta que quien miente pierde la mano al introducirla en la boca. Así todo el mundo acude a la Boca de la Verdad para sacarse una foto emulando a Audrey Hepburn y Gregory Peck en dicha película.

El Foro Boario está lleno de monumentos

Ya que estás tan cerca, debes pasar por el mercado de la ciudad antigua, se llega por el Foro Boario y está colocado en el punto en el que confluían varios caminos frecuentados por mercaderes griegos. Destacan el Arco de Jano y los Templos de Hércules y Portunus, siendo algunos de los mejores monumentos romanos que podrás visitar de forma gratuita y sin aglomeraciones.

10. Comida

Si sólo puedes hacer una cosa en Roma, que sea comer. No podrás decir que has estado en Italia si no pruebas su comida, y en Roma hay varios manjares al alcance de un par de euros. Son imprescindibles la pizza al taglio (porciones de pizza del tamaño e ingredientes que tú quieras), mortadella (nada que ver con la de aquí, una delicia), supplì (croqueta de arroz rellena de mozzarella), arancini (croqueta de arroz con tomate y azafrán) y de postre pizza de chocolate, helado o cannoli (un dulce relleno de ricota).

Pizza, pizza al taglio, cannoli, mortadella, pasta y helado… limpia el teclado ;)

Y por supuesto, si tienes oportunidad, no dejes de visitar Roma de noche.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply