You are here: Home > Viajando > La tormenta perfecta

La tormenta perfecta

Los días previos a la partida de Columbus ya lo anticipaban: “Se viene una tormenta histórica en Boston que puede alcanzar el metro de nieve”. Mi anteúltima parada antes de volver a Buenos Aires coincidía con el escenario de muchas películas de Hollywood. Pero igual me arriesgué y me subí al micro con rumbo a la ciudad universitaria. 18 horas de recorrido y estaría allá. Eso al menos creía, sin imaginarme lo que me esperaba.

El primer cambio de bus llegó en Cleveland, a 3 horas y media de Columbus. Sacar la valija, esperar y subir nuevamente. Todo normal y sin problemas. El segundo cambio iba a ser en Buffalo pero el chofer anticipó que íbamos a seguir con el mismo ómnibus y con otro conductor. Al producirse ese cambio, la señora que lo reemplazó, muy confiada, aseguró: “A Boston no llegamos. La última parada va a ser Albany”. En Syracuse, una de las tantas paradas, aproveché el tiempo de descanso para consultar en la oficina cuál era el panorama en Boston y me aseguraron que el micro en el que viajaba iba a ser el último en entrar a la ciudad. Pero la conductora insistía y seguía asegurando que sólo íbamos a llegar hasta Albany.

Al menos 10 nuevos pasajeros subieron en Syracuse, luego de que les dijeran que íbamos a llegar a Boston, a pesar de la obstinada conductora. El wifi del micro me facilitó chequear el sitio web de Greyhound y la última información era que todos los servicios estaban cancelados. Al llegar a Albany, fuimos todos a quejarnos con el empleado de turno, quien llamó a la estación central y le confirmaron la mala noticia. La conductora festejó a los gritos de “yes, yes” no tener que hacer el viaje y poder irse a dormir a un hotel pagado por la empresa. La necesidad de buscar una alternativa evitó que reaccionara.

Fue ahí que apareció el plan B. Nueva York iba a ser mi última parada así que decidí anticiparla antes de que también cancelaran los micros. Saqué el primer pasaje que conseguí, cancelé el hostel en Boston y reservé uno en Brooklyn para estos días extra. Ahora me esperan 10 días en NYC con una escapada de un día a Washington DC para una reunión. Sobre la tormenta, desde que llegué está lloviendo/nevando sin parar. Están pronosticados fuertes vientos y nieve para la noche y la mañana del sábado.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply