You are here: Home > Viajando > Kiev, primeras impresiones.

Kiev, primeras impresiones.

Me he ido de Varsovia donde en cinco meses las temperaturas raras veces han subido de los 22 grados para llegar a Kiev que al contrario de todo lo que pudiera parecer hace 30º, sí señores, si lo sé vengo antes. Todavía no he tenido tiempo de digerir la ciudad ni a los ucranianos. A las ucranianas sí, y no entiendo como pueden andar con esos zapatos ni trabajar con esas uñas, pero olé por ellas.

 Si Varsovia era ese tipo de ciudad que se esconde y que hace falta conocer para darte cuenta de que es una ciudad maravillosa, Kiev no esconde nada de su espíritu y su pasado soviético. Vivo en una casa que sería el sueño de todo el reparto de “cuéntame como pasó” pero a pesar de sus olores a humedad y sus muebles de la época de Stalin tiene su encanto.

Ucrania es tener que lavarse los dientes con agua mineral, que los taxis no tengan insignias ni taxímetro, que al entrar en el metro te parezca que te has trasladado a la época de Shevchenko, que ir a un restaurante sea una aventura, que en tu edificio hayan asesinado a dos políticos famosos, es pasarte el día fotografiando carteles tipográficos, que los hombres no te den la mano, es tener que aprenderte un alfabeto nuevo y mucho más.

En fin, que estoy contenta porque por lo menos tendré muchas ideas para escribir posts… si es que alguna vez tengo tiempo.

Monasterio de San Miguel. Kiev. Foto El viajero. El País.

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply