You are here: Home > Viajando > Jaipur y la ciudad Rosa

Jaipur y la ciudad Rosa

A las 13 hs del 26/12 llegamos a Jaipur, la capital de Rajasthan, una de las ciudades más antiguas de la India. A simple vista se nota que es muy grande y el tránsito es imposible, vemos mucha gente y vacas por todas partes.

Esa misma tarde conocimos el Palacio de Agua,  no se llama así porque esté hecho de agua sino que esta flotando en el medio de ella y sólo se puede ver desde de la costa. Allí conocimos a dos atenienses, Giorgos y Evangelos, sorprendidos porque les pedí que nos sacaran una foto en griego e intercambiamos teléfonos así en algún viaje a Grecia poder contactarlos.

gracias por la foto!

gracias por la foto!

Palacio de Agua

Palacio de Agua

Water Palace

Water Palace

Palacio de agua

Palacio de agua

Más tarde Sunda nos llevó al Royal Gaitor que en su momento funcionaba como un cementerio sólo para la familia Real y llegamos a la conclusión que si hay algo que abunda en la India, además de la gente, es el mármol, y la forma en que lo trabajan es impresionante. Ubicado a los pies del templo de Ganesh, al cual se accede subiendo sólo 365 escalones, eso fue lo que nos dijo un amigo indio y claramente nos mintió. Es una subida muy dura para gente no preparada físicamente como yo. El templo es similar a cualquier otro, en la entrada hacen sonar una campana para la buena suerte y en su interior hay imágenes del dios donde ofrendan flores y dinero. Pero lo más llamativo es que los devotos le hablan al oído de una escultura parecida a un chancho negro  haciéndole pedidos.

Royal Gaitor

Royal Gaitor

ventanitas del gaitor

Ventanitas del gaitor

columnas de mármol labradas

Columnas de mármol labradas

más mármol

más mármol

La interminable escalera al templo de Ganesh

La interminable escalera al templo de Ganesh

Al siguiente día cerca de las 9 am tratamos de evitar la neblina y fuimos al fuerte de la ciudad. Su muralla es la segunda más grande después de la china, cada vez que uno dirige la mirada hacia una montaña allá esta ella recorriéndola por completo. Después de sacar algunas fotos a los pies de la montaña nos preparamos para subir y aunque hubiera estado muy bueno subir en elefante preferimos ahorrar unas rupias y después de los 365 x 20 escalones de ayer, esto no podía ser peor. El fuerte es espectacular, nos encantó!

La montaña y la muralla

La montaña y la muralla

Fuerte de Jaipur

Fuerte de Jaipur

Fuerte

Fuerte

vista maravillosa entrando

Vista maravillosa entrando al Fuerte

Camino de elefantes

Camino de elefantes

Ellas posan para que les tomen fotos para después pedirte plata

Ellas posan para que les tomen fotos para después pedirte plata

Mas tarde es el turno de la Ciudad Rosa o Pink City, donde obviamente las fachadas de las construcciones están pintadas de un rosa anaranjado y  sus detalles en blanco, lo que la hace muy atractiva. La calle principal es clave de paso para toda la ciudad por lo que el movimiento es aturdidor, bocinas por todos lados, casi no hay veredas para caminar, vendedores insistentes, es difícil poder disfrutar de su belleza, uno más de los contrastes de la India. Aquí visitamos el Palacio Real, sólo una parte está abierta para los turistas, fuimos entrando y casi sin darnos cuenta nos encontramos en su interior sin pagar el ticket, supusimos que después de todas las rupias que intentan sacarnos es una especie de compensación. No tardamos mucho en recorrerlo y no hay demasiado que ver, se puede obviar tranquilamente.

Guardia del Palacio Real

Guardia del Palacio Real

El mayor atractivo o el más popular es el Palacio de los Vientos, muy bonito, con muchas ventanas en su frente. Tampoco vale la pena entrar, así que no lo hicimos.

Hawa Mahal o Palacio de los Vientos

Hawa Mahal o Palacio de los Vientos

Hawa Mahal

Hawa Mahal

Resumiendo en Jaipur no podes perderte el Fuerte, el Palacio de Agua y el Palacio de los vientos, todo se puede hacer tranquilamente es un día.

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply