You are here: Home > Viajando > Incoherencias y Ryanair: ¿Por qué? ¡Porque Covid!

Incoherencias y Ryanair: ¿Por qué? ¡Porque Covid!

Nubes. Eso es lo único que veo desde la ventanilla del vuelo FR6652 de Ryanair con destino a Málaga. Si ese ese el paisaje desde arriba imaginate abajo. Más nubes. Todos los días. En verano (¿verano?), en invierno, en otoño, da igual cuando.Y quizás eso te sirva para tratar de entender por qué estoy viajando a España en la mitad de la pandemia.

Nubes sobre el cielo de Escocia, desde el avión.

Nubes sobre el cielo de Escocia.

Pasaron tres semanas desde que, en medio de esta locura, salí de vacaciones hacia Grecia. Y hoy el aeropuerto seguía prácticamente vacío. Tanto que ni cola había en el control de seguridad. Y eso que había un único scanner. Me llamó tanto la atención ver tan poca gente que me puse a sacar fotos. Hasta que me vinieron a decir que estaba prohibido sacar fotos. ¡¿Eh?! ¿De dónde saliste, maestro? Free country. ¿Y por qué no puedo sacar fotos? Porque sí. Por las dudas. Por miedo. Porque es verano. Porque ni idea. Porque Covid.

Es que no hay otra explicación para la catarata de restricciones, reglas y reglamentos (muchos acertados y tantos otros, como este, muy pelotudos) a los que hay que acostumbrarse con una originalidad e innovación casi diaria. Pero como la argentinidad en la sangre es como la energía, no se crea ni se destruye y sólo se transforma, acá están las fotos del aeropuerto.

Después del control de seguridad donde, muy adolescentemente, fui al único de la fila al que le pidieron sacarse las zapatillas y le hicieron el test de pólvora en la ropa por haber preguntado la causa, motivo, razón o circunstancia de la prohibición de sacar fotos (¡uyyy, que rudos!) pasé por el freeshop (que seguía con ofertas ridículas de whisky), y ahí ya la sensación fue distinta comparada con 21 días atrás. Había otro ritmo. Si bien lejos está todo de ser normal, los baños estaban abiertos, Caffé Nero (simil Starbucks) estaba abierto, Wetherspoon tenía todo funcionando, Burger King también (aunque sin mesas para sentarse; sólo pedidos), ¡hasta había vuelto a abrir el Boy Wizard!

The Boy Wizard is Back! La tienda de "curiosidades y recuerditos" de Harry Potter en el aeropuerto de Edimburgo reabrió sus puertas.

The Boy Wizard is Back! La tienda de “curiosidades y recuerditos” de Harry Potter en el aeropuerto de Edimburgo reabrió sus puertas.

Entusiasmado con el panorama y, siendo las dos y media de la tarde, desesperado de hambre por haber laburado toda la mañana sin desayunar ni almorzar para rajar rápido al aeropuerto, caminé hasta la puerta 15 donde está el acceso al Aspire Lounge. Hay otros en el aeropuerto de Edimburgo, pero este es el que más me gusta porque siempre está limpio, nunca explota de gente y, comparado con otros, tiene muy buen morfi. Todo había cambiado acá también: rediseñaron el interior del lounge para que sea todo un pasillito de circulación única. ¿Hiciste 2 metros y te olvidaste la sal? Tenés que dar toda la vueltita a la calesita nuevamente para ir a buscarla. ¿Por qué? Porque Covid.

También los baños habían cambiado: los baños que antes tenían mingitorios, y unas hermosas y siempre bien lustradas canillas de bronce, ahora son cubículos individuales con inodoros, donde casi todo es contactless: el jabón, el agua de la canilla, el aire para secarte las manos y el papel, todos salen con sensor de movimiento. Me pareció bastante bueno. Lástima que todavía tenés que tocar el botón para tirar la cadena; y al ser un baño individual, excepto que quieras mear como en tu casa, también tenés que tocar la traba y el picaporte de la puerta para cerrar, trabar, destrabar y abrir desde adentro para poder salir. Y lo gracioso es que si vas al baño podés ir a orinar; o a lavarte las manos; o a sonarte la nariz; o a cambiarte; es decir, no necesariamente cuando vas al baño tenés que usar el agua, el jabón, el papel, o el secamanos. Pero excepto que tengas algún poder telequinésico o de desintegración de la materia que desconozca ¡lo que no podés dejar de hacer cuando vas al baño es abrir la puerta! Y eso es justamente lo único que no tenía el tan de moda contactless. No, no estoy pidiendo puertas automáticas. Estoy diciendo que tiene toda la apariencia de que todo lo demás es biribiri al pedo. ¿Por qué calentarse en instalarlo entonces? Qué te puedo decir yo a vos, amigo lector. Si la única respuesta a muchas de las incoherencias que vivimos hoy en día ya la sabés: porque Covid.

Y así después de arrasar con 5 platitos de comida (esta vez había variedad y era autoservicio, con todo pre-empaquetado de antemano), de haberme aburguesado con 2 gin tonic, y de comprarme un libro en WHSmith (no sin antes marearme en laberinto de estanterías y fajas de seguridad random donde no había ni siquiera UN empleado y todo, incluído el pago tanto de libros como de comestibles, era autoservicio), me fui a la puerta de embarque.

¿Les pasó alguna vez que les parece que un cierto producto o servicio que consumen es, cómo decirlo, una reverenda poronga y sin embargo lo siguen usando igual una, y otra, y otra, y otra vez? Ese soy yo con Ryanair. Me cansé de quemarme con leche, pero sigo sin llorar al ver la vaca. Y cada vez que me tomo uno de sus vuelos digo que nunca más. Y así y todo acá me tienen.

Ryanair es el tren Roca de los aviones. Nunca sabés si sale o no. O si sale a tiempo. Se sobrevenden los vuelos. Te cancelan vuelos. No entra más equipaje en cabina. Aunque lo hayas pagado. Se amontona la gente en la entrada. Se amontona gente en la salida. Retrasos. Y después de estar viviendo 6 años en el exterior y de que los aeropuertos y aviones, para bien y mal, formen parte de una habitualidad constante, lo único que quiero cuando viajo es no tener estrés, ni quilombo, ni sorpresas, ni boludeces varias. Por eso cuando uso aerolíneas low cost pago siempre lo que te piden para el carry-on y no lo estallo, pago el embarque prioritario (aunque no lo uso), porque no quiero que me rompan las bolas. Y esta vez no fue la excepción.

Siempre supe que Ryanair es lo mas garca que existe con los propios pasajeros que le dan de comer, pero nunca la había visto a este punto. ¿Cuál era el problema hoy? Que la tapa de mi valija de mano, ¡que es de plástico duro por lo que no se expande! (si la lleno hasta las pelotas simplemente no cierra) se excedía, y cito, “UN CENTÍMETRO de la línea que limita el tamaño del equipaje”. ¡Un centímetro! ¡Y me querían hacer pagar no sé cuantos euros para mandarla a bodega! Y lo mismo estaban haciendo con todos y cada uno de los pasajeros. Adultos, niños, viejos, familias.

Yo entiendo la pandemia, entiendo que sea época de vacas flacas para las aerolíneas (y así como me la ponen todos los años para fiestas y veranos, quizás este sea el momento de que les toque a ellas chuparla un poco), entiendo que hay gente que se abusa y se va al carajo llevándose la casa en una mochila para no garpar un sope, pero ¿en serio le vas romper las pelotas a 100 pasajeros por 1 centímetro? Sí, porque Covid. Pero la gente no es descerebrada (como sí parecen ser los directivos de Ryanair): nadie te va a garpar 60 o 100 euros, o lo que sea que pidan, por una pelotudez semejante. Todo el mundo abre la valija, se pone dos buzos, tira 2 forradas que llevaba al pedo y por las dudas como protector solar, otras cremas al pedo, dentífrico, y boludeces varias que podés comprar en destino y ciertamente por menos de la estupidez que quieren cobrarte, y atroden. Siga, siga. Pero en el mientras tanto, obviamente que esto genera malestar, amontonamiento con gente abriendo valijas (¿no era que estamos todos paranoicos con el distanciamiento social?), retraso.

Y a todo esto le rompiste las pelotas a 100 personas, exasperaste por lo menos a la mitad, y con cuántos lograste el cometido. ¿Tres? ¿Cuatro pasajeros como mucho? Y mientras explota el superávit comercial de Ryanair con semejante ganancia monetaria capaz de poner en riesgo el liderazgo económico global de Jeff Bezos y de saldar la deuda externa de algún país tercermundista al mismo tiempo, la gente que te da de comer y tus propios empleados que son los que tienen que poner la jeta y decirle a alguien QUE SE EXCEDE UN CENTÍMETRO de la línea están como Alí Babá a las mil y una puteadas con tu aerolínea de mierda. De verdad, excepto que este sea efectivamente el disfrute del subnormal que diseñe este tipo de políticas en Ryanair, no entiendo en análisis costo-beneficio de esta pelotudez.

Así que tetris mediante, no garpé una moneda, y embarqué. ¿Y a que no saben que encontré arriba del avión? Además de un vuelo vacío con, como mucho, 30 pasajeros porque más de la mitad del vuelo por algún motivo no pudo embarcar, ¡mirá el tamaño de la valija de la mina de al lado! ¡¿Y a esta no le hiciste meter la valija en la cajita, Ryanair?!

¿Carry on?

La valija que, aparentemente cumple con las medidas de equipaje de cabina de Ryanair (¿?), está a un calzoncillo de explotar.

No solamente la valija era mucho más ancha y más profunda que la mía, sino que tenía hasta abierto el fuelle para poder encastrar más cosas. ¡Fijate que la valija va tan explotada que hasta tiene remendado con hilo blanco el fuelle de costado, de haberla llenado tanto (¡tantas veces!) que se hicieron mierda las costuras! ¡¿Y esta sí pasa tu pelotudo control de tamaño, Ryanair?! ¿Le rompés los huevos con boludeces a toda la gente, y al que se lleva el ropero en el equipaje de mano lo dejás subir sin drama?

Si me estás leyendo desde Argentina o algún otro país de Latinoamérica, como verás las incoherencias de la época en que vivimos pasan también en Europa, y en todos lados.

Falta poco para llegar y disfrutar de unas semanas del sol de Marbella. Dicen que en España el corona anda un poco descontrolado. Veré con qué me encuentro. Y aunque voy para escaparme un poco del gris cielo escocés, esta vez no es para vacaciones: va a ser la primera vez que trabaje a distancia desde que laburo en Escocia (¡te extraño 123ContactForm!). ¿Y por qué ahora me dejan trabajar desde exterior cuando nunca fue una política aceptada en mi trabajo? ¡Porque Covid!

La seguimos.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply