You are here: Home > Viajando > Hotel Otai

Hotel Otai

En el año 1968 y de la mano de Nicolás Haoa y Rosita Cardinali, comenzó la historia de uno de los hoteles en Isla de Pascua que más personas eligen para pasar su estadía en este hermoso y enigmático punto de la Polinesia.

En ese entonces lo que hoy se conoce como el Hotel Otai contaba tan solo con 4 habitaciones para recibir a los viajeros de distintas partes del mundo que llegaban para conocer los paisajes y los sitios arqueológicos. Fue en 1986 cuando, tras una gran remodelación, el tamaño del hotel se elevó a nada menos que 40 habitaciones con capacidad para albergar a unas 80 personas.

Este hotel parece haber crecido de la mano de la Isla pues también ha aumentado en gran número la cantidad de viajeros que llegan hasta esta que es la isla más grande de todo el territorio insular chileno. La razón no es difícil de averiguar pues el encanto natural que poseen estas tierras rodeadas de puro mar es indiscutible e incomparable.

Dentro de todos los hoteles en Isla de Pascua el Hotel Otai nos ofrece la posibilidad de un descanso placentero en un ambiente acogedor mientras recorremos cada rincón de la isla, lo cual es una gran ventaja pues siempre es bueno sentirse como en casa, especialmente cuando estamos lejos de ella.

Este hotel, que se enorgullece de contar con la atención personalizada a sus huéspedes, ofrece una agradable vista al mar y también a los jardines que lo rodean y que nos ponen en contacto con la naturaleza del lugar, sus formas, sus colores y su belleza particular.

La ubicación del hotel permite estar a tan solo pasos del borde costero pero a la vez a pasos del centro del pueblo de Hanga Roa y la posibilidad entonces de conocer sus tiendas locales, cafés, restaurantes y demás sitios de interés. Recordemos que Hanga Roa concentra casi el 90 por ciento de la población de la isla, por lo que allí podremos darnos una imagen bastante acabada del tipo de vida que se tiene y la cotidianeidad de la isla mientras paseamos por sus calles.

Hanga Roa

Volviendo al hotel podemos decirle que cuenta con 40 habitaciones que se dividen en dos categorías: las Ariki y las Tu’ura. Todas ellas poseen baño privado y terraza, asegurándonos no solo intimidad sino un espacio amplio para poder descansar y admirar la naturaleza. En las habitaciones Ariki nos encontremos con la posibilidad de realizar llamadas de discado directo a destinos internacionales a través del teléfono en el cuarto, así como todas las amenidades del baño y secador de cabello que deberá pedirse en recepción. En estas habitaciones tendremos también aire acondicionado para los días más calurosos aunque la temperatura promedio ronda los 21 grados por lo que el clima es más bien templado. Un frigobar y una caja de seguridad donde guardar nuestros documentos más importantes así como los aparatos electrónicos que no deseemos cargar en las excursiones, terminan de completar las ventajas de las Ariki.  Por otro lado las habitaciones Tu¡ura cuentan con menos servicios pero coinciden con las anteriores en la telefonía de discado directo y en las amenidades del baño.

Además de los cuartos en el hotel podemos disfrutar de lo mejor de la gastronomía de la isla gracias al restaurante que se encuentra emplazado allí mismo, así como también del bar donde tomar unos tragos antes de salir a pasear o de ir a dormir. El bar se encuentra a unos pasos de la piscina lo cual nos permite poder llevar el trago hasta la orilla y disfrutar de una hermosa noche cálida con la sensación tan placentera de no tener que cumplir con obligaciones al día siguiente más que caminar mucho para sacar las mejores fotografías de la isla.

El hotel también les permite a los huéspedes contratar tours siempre que estén disponibles para ser realizados ya sea en grupo o de manera privada. Los tours más interesantes son los que recorren las partes que sí o sí debemos conocer de la Isla de Pascua como el tour que nos lleva a conocer la aldea de Orongo y luego la cueva de Ana Kai Tangata donde veremos pinturas rupestres así como también el tour que nos lleva hasta Ahu Akivi.

En Orongo se realizaba la famosa competencia y ceremonia de hombre pájaro y en Akivi podemos ver siete moais restaurados que son aquellas conocidas estatuas pertenecientes a la cultura Rapa Nui que son el símbolo mismo de la Isla de Pascua en el resto del mundo.

Tags: ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply