You are here: Home > Viajando > Hamburgo 1

Hamburgo 1

Como alguno ya sabéis, me encuentro en Hamburgo realizando un curso de alemán y de paso intentando buscar trabajo. O por lo menos dándome a conocer por alguna de las compañías que hay por aquí.

Ya llevo aquí una semana y la verdad es que con las 5 horas de clase por las mañanas y los deberes por las tardes, no me da tiempo a mucho. Pero algo si que hice.

Voy a intentar ir contando lo poco que descubra, empezando por ya.

Una cosa de debo apuntar antes que nada es lo siguiente: El Consulado Español se encuentra en la calle Mittelweg y, ésto es importante, su horario es de 9:00 a 13:00. Así que, si como yo, teneis la mañana ocupada, estáis jodidos para poder ir hasta allí, porque seguramente estará cerrado.

Yo fui el otro día y me atendió el ¿guarda? y me dijo que si pasaba algo que llamara a un número que me dio. Así está el tema.

Bueno sigo, para empezar me iré situando. Yo estoy hospedado en un piso compartido en la zona oeste de la ciudad, en el barrio de Altona.

Para llegar a la ciudad desde el aeropuerto lo mejor es coger el tren hasta la estación deseada que tarda poco y vale 2 euros y pico.

Lo que es el barrio donde yo estoy es muy tranquilo y tiene todos los servicios que puedes necesitar.

La poca experiencia que tengo con la ciudad ha sido buena.

La encuentro muy tranquila en general, la gente va a lo suyo por la calle y no hay problemas.

 Altonas Rathaus (4)

zona de Altona (2)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo llevo una bolsa con todas las cosas que puedo necesitar (mapa,ipod, gafas, diccionario…) y no tengo que andar pendiente de ello.

Es más, una cosa que llama la atención es que no hay casi gente pidiendo por las calles.

Como ocurre con algún otro país por estas latitudes, las bicis se cuentan por miles. De todos los tipos, tamaños y formas. Además la gente las deja candadas en la calle a cualquier hora y no hay riesgo de que te la roben. Cosa que en España hay que andar con cuidado.

Incluso muchas de ellas llevan alforjas y ni se molestan en cogerlas o vaciarlas cuando dejan las bicis atadas a una farola.

Las usan en todo momento y con cualquier tiempo: ya llueva, haga sol o nieve.

La gente es amable y educada en todo momento, el único problema que uno se encuentra es que, al contrario que pueda ocurrir en otras ciudades, aquí poca gente habla inglés. Es extraño, pero cierto. Con lo cual, cuando no me puedo hacer entender en alemán (cosa habitual) el inglés me sirve de poco.

Pero bueno, se va tirando.

Otra cosa que llama la atención es que les gusta mucho la calle. Aunque esté lloviendo están en las terrazas tomando algo sin preocuparse. Además los ves por las calles con su cerveza bebiendo sin ningún problema.

En lo referente al precio de las cosas…. pues debo decir que depende donde compres.

Hay varios supermercados de “barrio” tipo Alimerka, Eroski… que puedes encontrar por toda la ciudad: Aldi, Penny y el siempre omnipresente Lidl. En estos los precios son más o menos como en España.

No obstante, como digo, los precios depende de lo que compres y dónde lo compres.

Por ejemplo, el primer día, tuve que comprar pan y agua en un pequeño comercio y fueron 4,40 euros. Sí, el agua a 2,20.

Sin embargo ese día me tome una caña (bueno son de 50 ml las cañas, o sea vaso grande) y me salió por 2,80. Así que cada uno saque conclusiones.

Así que si venís aquí id buscando el supermercado y los bares más cercanos a donde estéis hospedados.

Bueno continuo.

La ciudad cuenta con un montón de lugares dignos de visitar que vienen indicados en el plano de la ciudad que puedes conseguir en alguna de las Oficinas de Turismo (donde por cierto, muchos/as no hablan inglés).

Las Oficinas de Turismo se encuentran en la estación central (Kirchenmallee Straße), en el aeropuerto o en el puerto (St. Pauli Landungsbrüchen) en ésta última conseguí un plano de la ciudad (Stadtplan) en castellano. Otra oficina que aparece es en la estación de Dammtor (Dammtorbahnhof) pero me acerqué hasta allí y nadie sabía nada de oficinas de turismo, así que descartarla.

El lunes pasado, como aquí era fiesta y no tenía clase me dediqué a pasear por el centro de la ciudad.

Una cosa que casi se me olvida: los letreros de las calles están situados en postes y en vez de en las fachadas y cuidado, la dirección hacia la que está puesto, es la calle que indica el nombre.

No sé si me explico: si vas por una calle y ves un letrero de frente en una esquina con un nombre ése no es el nombre de la calle por la que tú vas, es el nombre de la calle que hace esquina con la que tú te encuentras.

Bueno ya sé que me explico mal, pero ya lo entenderéis si venís.

Me moví por la zona del Ayuntamiento (Rathaus) y me encantó.

El propio Ayuntamiento es un edificio impresionante.

Esta zona se encuentra cercana al puerto (no el gran puerto de mercancías de Hamburgo, ojoooo) y cuenta con muchos canales que se pueden navegar en los típicos botes turísticos que se encuentra en otras ciudades como Amsterdam o París. Pero eso para quien lo quiera.

Cerca del Ayuntamiento también se encuentra el Binnenalster que es una especie de ¿¿lago?? con una fuente-chorro en el medio que resulta cuando menos llamativo.

Rathaus (6)

Rathaus (4)

Rathaus (8)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si seguimos moviéndonos hacia el sur, llegaremos a la zona donde se encuentran los antiguos almacenes.

Son edificios de ladrillo vista (creo que se dice así, se ve el ladrillo) muy bonitos que se utilizan para diferentes necesidades: Autoridad portuaria, Empresas, Museos….. Son dignos de fotografiar.

Edificios y Calles (26)

 

 

 

 

 

Edificios y Calles (15)

 

 

 

 

 

 

 

 

Canales (22)

 

 

 

 

 

Edificios y Calles (14)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Edificios y Calles (17)

En esta zona, se encuentra el primer museo que visité: el Museo Marítimo.

Está en uno de estos edificios (Kaispeicher B, Koreastraße 1) y la verdad es que es muy interesante: tiene 9 plantas o semiplantas y en él se hace un recorrido por diferentes etapas del mundo marino.

Se pueden encontrar maquetas de barcos, cartas náuticas, uniformes, armas, sistemas de comunicación etc etc… que recorren diferentes épocas.

Si seguimos bordeando el canal llegaremos a Landungsbrücken donde encontraremos una de la oficinas de turismo. En esta zona podemos encontrar montón de restaurantes portugueses.

Durante todo el trayecto he podido ver multitud de iglesias, todas ellas grandes y antiguas (bueno no tanto como alguna española, pero antiguas). También se hace necesario hacerles alguna que otra foto.

Todo ésto contrasta con los edificios modernos de nueva construcción. Todo mezclado.

Kirche (4)

En los planos que consigues en las oficinas de turismo, como en cualquier plano, viene información de los sitios que visitar, transporte, alguna actividad, fiestas etc etc etc.

Por lo que me van contando, por toda la ciudad se van encontrando en diferentes fechas “festivales”, mercados, actividades….

Por ejemplo, este fin de semana en el barrio donde vivo, hay un festival que ocupa muchas de las calles.

Tienen puestos de comida, pequeñas carpas de empresas haciendo publicidad, tiendas de ropa, actividades y juegos para niños y escenarios para conciertos.

La verdad es que merece la pena visitarlos.

Yo ayer me dediqué a pasear por todas las calles viendo lo que había y es muchísimo. Hoy continuaré a ver si lo he visto todo o no.

mercado de segunda mano

 

mercado de antigüedades

 

 

 

 

 

 

mercado medieval

 grupo sambao (2)festival de barrio (2)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra cosa que pude visitar ayer es un mercado de segunda mano y antigüedades que se extiende desde la estación de Altona (Altona Bahnhof) por toda la calle Museum Straße.

Muy interesante. Es de las pocas veces que me meto en un mercado de este tipo con muchísima gente alrededor y no me he preocupado de la cartera ni de la bolsa.

Bueno en este mercado se encuentra de todo.

La gente vende y compra cosas de segunda mano sin ningún problema y para aquellos que les gusten las cosas antiguas, decir que había muchos puestos con todo tipo de cosas: cámaras, monedas, alguna radio, muebles, cuberterías, porcelana, mecheros, insignias, libros… de todo un poco.

También había puestos de ropa, juguetes, libros, muebles…. todo de segunda mano.

Al final del mercado encontré un área muy peculiar, ya que ocupaba parte de un parque y estaba dedicado a lo medieval: puestos emulando a un mercado medieval con trabajos de cuero, espadas, comida, juegos, perfumes…

Según me contaron, todo esto es únicamente este fin de semana, pero por lo visto a lo largo de todo el verano se van haciendo este tipo de festivales por barrios y esta semana tocaba aquí.

Para finalizar esta semana (aunque seguro que se me olvida algo) ayer, antes de ver el mercado, me acerqué hasta el Museo de Altona (Altonaer Museum).

Este museo está dedicado a la historia cultural y arte y a la pesca y navegación.

En él se puede encontrar pinturas que representan el estilo de vida antiguo, maquetas de las típicas casas antiguas, cuadros, réplicas de diferentes habitaciones y como no, una colección de artículos relacionados con las pesca, pesca de la ballena y la navegación como pueden ser mascarones de proa, maquetas de barcos, artículos de hueso de ballena y alguna cosa más.

Bueno por el momento esto es todo.

Ya iré poniendo información a medida que visite sitios.

Hoy, domingo, si el tiempo aguanta intentaré visitar algún sitio.

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply