You are here: Home > Viajando > Guía Sostenible del Viajero Responsable: Venecia un tesoro a preservar y respetar

Guía Sostenible del Viajero Responsable: Venecia un tesoro a preservar y respetar

” La ciudad de los canales es un ejemplo claro del daño ambiental y social que provoca la masificación; la respuesta ciudadana no puede esperar.”

Recuerdo que la primera vez que visite Venecia me quede sin palabras y no sabia hacia donde mirar y concentrar mi atención. Me envolvieron sus edificios de colores vibrantes pero desgastados con el tiempo,  que parecían como si flotasen en el agua, con diferentes  estilos arquitectónicos, que coabitan sin competir. Recuerdo que al adentrarme en sus callejones y canales, mi imaginación exploto y empezó a volar, tanto que a momentos me creía que me encontraba dentro de uno de los cuentos de hadas que leí durante mi infancia, pero como todo cuento tiene su parte mala, el de Venecia fue encontrarme con una gran masa de turistas.

 Esta maravillosa simbiosis entre creatividad humana y naturaleza, tuvo sus orígenes en la dificultad, ya que a inicios de la época cristiana,  los primeros habitantes que allí se asentaron, lo hicieron para huir de la persecución de los barbaros, encontrando en esas lagunas pantanosas un refugio perfecto para su sobrevivencia y protección; de igual forma los actuales habitantes, los venecianos, encontraron en estas tierras no tan firmes un refugio perfecto al ser expulsados por los lombardos, fundando la ciudad formalmente en el 421. La composición del terreno (recordemos pantanoso ya que se encuentra en una gran laguna), fue la que desato el ingenio creativo de los primeros habitantes, que al tener que permanecer en estas tierras que le ofrecían protección, debían idear un tipo de vivienda que se ajustara al terreno pantanoso y a toda el agua circundante, fue así que las primeras viviendas allí construidas  fueron sementadas en palafitos, dando como resultado esta maravilla urbanística única en el mundo.

 Venecia tiene una historia que dura 1595 años, esta fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, ya que es un bien cultural y natural excepcional, y como tal debería ser preservado con enorme atención y cuidado.   Venecia en la actualidad tiene un gran problema, y es la invasión turística, ya que la  misma recibe un estimado de 25 millones de turistas al año, los cuales amenazan seriamente la ciudad y la permanencia de los habitantes autóctonos del lugar, que para huir al gran caos han ido abandonando poco a poco la ciudad, pasando de los casi 200, 0000 habitantes que tenia en el 1950, a poco mas de 50, 000 actuales.

 Como consecuencia del turismo desproporcionado, la ciudad ha ido perdiendo su autenticidad, pareciéndose cada vez mas a un parque de juegos temático que a una ciudad antigua, recordemos única y  con una gran historia de creatividad, cultura, esplendor y riqueza. Además de la decadencia cultural, y deterioro del patrimonio histórico, la gestión de los servicios básicos como gestión de residuos, limpieza viaria, transporte urbano, suministro de agua potable o consumo energético, entre otros, están al límite del colapso, por lo que los más de dos mil millones de euros de beneficio que genera el turismo no compensan los altos costes que está teniendo para la ciudad.

 Además del desproporcionado crecimiento de los cruceros que entran cada día en la laguna para descargar a miles de turistas en sus muelles, los expertos responsabilizan al auge del alquiler (en algunos casos ilegal) de apartamentos turísticos como una de las principales causas del colapso turístico que sufre Venecia.

 En 2016 un grupo de venecianos creó, al ver que su ciudad moría por la invasión, un proyecto de crowfunding para, junto a vecinos de otras capitales invadidas por los turistas, como Ámsterdam, Paris o Barcelona, crear una cooperativa ética de alquiler vacacional. Así nacióFairbnb , en la que el 50% de los beneficios se destinan a proyectos sociales de mejora y cuidado de las ciudades de acogida elegidos por los viajeros y los propios vecinos.

Como indica uno de sus fundadores “Venecia es el canario de la mina de la industria del turismo. Aquí sufrimos las consecuencias del turismo extractivo diez años antes que el resto. Pero también es un laboratorio al aire libre donde podemos experimentar soluciones para avanzar hacia un turismo menos destructivo, más responsable y sostenible”.

A ello quiere contribuir este modelo de alquiler vacacional basado en la colaboración mutua entre turistas y residentes, la plena legalidad de las operaciones, la participación activa en el cuidado del patrimonio histórico y cultural y el respeto al medio ambiente y a la convivencia.

Quieres contribuir a la conservación de Venecia, he aquí algunas practicas que podrias adoptar si estas pensando visitar esta ciudad:

 Buenas prácticas para el visitante responsableconstituye un tipo de  manual de consejos y recomendaciones para convertirse en viajeros más conscientes y respetuosos del medio ambiente, del paisaje, de las bellezas artísticas y de la identidad de Venecia.

•     Descubre los tesoros escondidos de Venecia en los lugares menos concurridos para apreciar la excepcional belleza.

•     Explora las islas de la laguna y la Tierra Firme de Venecia, participa en los eventos difundidos en toda la Ciudad Metropolitana.

•    Prueba los productos locales y los platos típicos de la cocina veneciana.

•    Visita las tiendas artesanales de las antiguas profesiones existentes todavía hoy en Venecia. Elije sólo productos originales y no compres mercancías de vendedores abusivos.

•     Reserva visitas con guías y acompañadores turísticos habilitados, capaces de transmitirle la historia milenaria de Venecia.

•     Caminas por la derecha, no permanezcas sobre los puentes, no conduzcas bicicletas ni siquiera a mano.

•     Los peldaños de iglesias, puentes y fuentes, los monumentos y las riberas no son áreas picnic. Aprovecha los parques públicos para el descanso.

•     El área de Plaza San Marco es un sitio monumental, no está permitido permanecer para consumir comidas o bebidas excluso en las áreas permitidas como bares o restaurantes.

•     Venecia es una ciudad de arte: no está permitido  el camping, ni circular con el torso desnudo, zambullirse y nadar. En pocos minutos puede llegar a  las playas de Lido y Pellestrina.

•     Respeta el medio ambiente y los bienes de arte: no abandones basura, no ensucies con grafiti, firmas, dibujos o candados, no le des comida a las palomas.

•    Si alojas en apartamento, trata que sea en el que sea de alguna asociación local como el mencionado mas arriba, ya que estos se manejan con respeto a la ciudad y parte de los beneficios se utilizan en su conservación.

•     Planea tu viaje y elije visitar Venecia cuando es menos frecuentada. Así contribuirás a su conservación y la disfrutaras mucho mas sin el gran tumulto de personas.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply