You are here: Home > Viajando > Enero Tilcareño

Enero Tilcareño

 

La Quebrada de Humahuaca comienza a 39 kilómetros de San Salvador de Jujuy, y abarca unos 170 kilómetros de valles y montañas dispuestas de sur a norte. Las sierras presentan distintas tonalidades de acuerdo con los minerales que las conforman. Ese paisaje se encuentra entre los 2000 y 4000 metros de altura sobre el nivel del mar, y tiene una franja de 13 kilómetros de ancho regada, en tiempos de deshielo, por el Río Grande.

 

Declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad, la Quebrada está conformada por diez pueblos que iremos repasando a lo largo de esta sección. Aunque geográficamente no es la primera localidad (la Quebrada comienza en Purmamarca) comenzaremos nuestro recorrido por Tilcara.

 

El pueblo de Tilcara está ubicado a 84 kilómetros de la capital de Jujuy y brinda durante los meses de enero, febrero y marzo; una oportunidad formidable a todo aquel que la visite, desde apreciar los tesoros arqueológicos que se encuentran en el “Pucará”, una población fortificada construida por los nativos omaguacas en épocas precolombinas, hasta emprender una caminata hasta la “Garganta del diablo”, ubicada en el corazón del Cerro Negro.

 

Pero sin dudas lo vinculado a las celebraciones tienen un atractivo especial por lo colorido y por su significado cultural.

 

El jolgorio comienza cuando el primer fin de semana de enero tiene su inicio el “Enero Tilcareño”. Durante todo el mes se viven jornadas donde confluyen la cultura y las tradiciones, festivales folklóricos, peñas y bailes convocan a cientos de jóvenes que se acercan tanto desde la capital como de las provincias vecinas (Salta y Tucumán).

 

Por las noches sus calles empedradas y la feria ubicada en su plaza principal conviven con autos modernos y música electrónica.

 

En febrero es tiempo del Carnaval, que si bien se festeja en toda la provincia (y especialmente en la Quebrada), en Tilcara se disfruta de otra manera. Quienes son testigos pueden acompañar a las comparsas en el momento en que éstas se congregan en los alrededores del pueblo para llevar a cabo la ceremonia de “desentierro del carnaval”.

 

Precedido por el “Jueves del Compadre” (dedicado a los hombres) y el “Jueves de la Comadre” (dedicado a las mujeres), es el tiempo del “carnaval de ablande”, divertido momento en el cual se puede disfrutar de los carnavalitos y bailecitos.

 

El “carnaval grande”, con el Diablo como protagonista, permite apreciar de lleno las características de la cultura norteña. Vestidos con colores brillantes y alegres, cada participante se “esconde” detrás de una máscara y entre baile y baile realiza sus ofrendas a la “Madre Tierra”.

 

Una semana después, a comienzos del mes de marzo, tiene lugar el “carnaval chico”, que marca el entierro de las ofrendas a la Pachamama y, el final del carnaval, que también incluye un entierro: El Diablo.

 

Si todas estas actividades lo dejan a uno con hambre, el menú en Tilcara es variado y económico. Se puede disfrutar de un buen bife de lomo de Llama acompañado con un “Tamal”, choclo envuelto en sus propias hojas, o si se prefiere se pueden degustar unas empanadas de carne, con papa, o de queso de cabra y cebolla.

 

Con su clima agradable, sus sitios para visitar y el color del Enero Tilcareño y el Carnaval, el tiempo en Tilcara pasa rápido y se disfruta mucho.

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply