You are here: Home > Viajando > El río del Edén, de José María Merino

El río del Edén, de José María Merino

El nuevo Paraiso

 

Clasificación: Novela intimista

Precio: 18 €, ebook 9,99 €

Editorial: Alfaguarael rio del eden

 

Hemos calificado esta novela de intimista porque supone un viaje a lo más profundo de los sentimientos humanos. Así, Daniel –el protagonista- arranca el relato de la mano de su hijo deficiente en un viaje inolvidable al lugar donde vivió su más bonita historia de amor con Tere, a ese Edén que da título a la obra donde quieren depositar las cenizas de ella.

Si preciosa es la historia de amor que se relata en El río del Edén, de José María Merino –Editorial Alfaguara- igual de bella es la que va surgiendo entre Daniel y Silvio, un niño que combina una deficiencia genética con momentos de tremenda lucidez. Como el que le lleva a preguntar a su padre si las hormigas podrán ver la montaña de la misma manera que la ven y la disfrutan ellos dos.

Pero la realidad no es tan idílica ni siquiera en el Edén, donde no tardarán en ser expulsados Eva y Adán. De la misma manera, en el del relato pronto se produce la traición, o la sospecha de la traición, que viene a emponzoñarlo todo. La distancia al final no agranda el amor como proponía Tere sino que siembra la duda y la sospecha para acabar estropeándolo todo.

La novela que hoy presentamos es intertextual, dialoga mucho con La Biblia y con otras literaturas. Hay un punto en la que el tema del desdoblamiento de personalidad cobra relevancia, lo que nos recuerda remotamente a El extraño caco del Dr. Jekyll y el Sr. Hyde, de Stevenson y con una referencia más cercana a Luis Landero en Hoy, Júpiter. Remota una y próxima la otra en el tiempo, se entiende.

También es muy original esa segunda persona con la que el narrador va dirigiéndose al protagonista y de esa manera, haciéndose muy presente en el relato. Si ya de por sí hemos catalogado los temas y las escenas que narra la novela de intimistas, esta segunda persona nos reafirma aún más en esta idea.

Dicíamos hace poco que el detallismo paisajista era fácil de encontrar en el XIX y principios del XX, hoy José María Merino propone un paisajismo moderno y fresco que no se detiene tanto en la erudición botánica y sí en transmitir sensaciones de modo que el entorno sea un personaje más. Esta novela sería otra sin ese río y ese viaje a lo más profundo de la naturaleza y de los sentimientos.

Después de leer los últimos libros de Javier Marías, Manuel Rivas y Amin Maalouf, pendiente la lectura del de Ken Follett, con la reedición notable de Philip Roth, y sin duda, con este de hoy de José María Merino, me da la sensación de que al igual que en los fuegos artificiales, las editoriales han reservado los más espectaculares para la traca final de este 2012 que será un poco más llevadero en estas historias que en los telediarios. La Navidad se aproxima y sin duda un valor seguro a la hora de hacer un regalo es un buen libro.

El aspecto formal nos remite al verde gláuco de las aguas de este paraje idílico en las que Tere se refresca con la naturalidad de la Eva original. El tamaño y el tipo de letra es idóneo para leer el libro en cualquier lado, aunque no sea un libro de bolsillo, sí es muy manejable.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply