You are here: Home > Viajando > El Cristo Redentor de Los Andes.

El Cristo Redentor de Los Andes.

Cristo RedentorEn diciembre de 1976 decidimos viajar a Mendoza para adquirir algunos presentes navideños para nuestros hijos. Todavía en esos años en Argentina había mucha más variedad de cosas de buen gusto y calidad. Chile estaba todavía recuperándose del desastre económico y social que nos dejó la UP y era muy atractivo cruzar la frontera para ir a vitrinear a la capital de Cuyo. Mendoza será siempre un gran destino para los chilenos, ubicada muy cerca de nuestro país y una de las principales ciudades argentinas.

Y, además, es fácil llegar por tierra. La ruta de Los Libertadores está abierta todo el año y no son más de 6 horas desde Santiago, aduanas incluidas. Más ahora con aduanas integradas, que aceleran los trámites.

Cuesta CaracolesEse año, decidimos tomar un Cata y partir a Mendoza. Había amenazas de un frente de mal tiempo en la cordillera, pero en estas épocas del año son frecuentes las tormentas eléctricas con grandes calores y humedad en la cordillera, sobre todo hacia el lado argentino. Pero no fue obstáculo para que el bus partiera hacia Los Andes. Llegado a este lugar, se nos dice que el paso está operando con dificultad y se necesita cadenas para pasar a Argentina por el Cristo Redentor, camino casi de emergencia. Nuestro chofer dijo que tenía amigos en la frontera y que ahí iba a conseguir cadenas. Y se largó no más hacia Portillo. Todo fue bien, camino tranquilo y ambiente alegre dentro del bus. Subimos Caracoles sin inconvenientes y llegamos a la Aduana Chilena. Allí empezaron las dificultades, el amigo del chofer no estaba por ninguna parte y con camioneros argentinos consiguió dos cadenas para las ruedas traseras y se lanzó cerro arriba.

Parque San MartínEl camino por el Cristo es de grandes pendientes y cerradas curvas. A poco andar, se puso a llover y a caer agua-nieve con una baja considerable de la temperatura. No llevábamos ropa de abrigo y muchas damas iban con chalas. Muy pronto muchos dedos estaban de color azul. Pero lo peor y más dramático empezó cuando el bus se resbalaba en el barro al dar las curvas, amenazando con salirse del camino. El chofer ordenó, entonces, a los pasajeros varones que nos bajáramos del bus ¡para empujarlo en las curvas abiertas hacia el barranco! Hubo que hacerlo, sujetando al vehículo con todas nuestras fuerzas y resbalando también en el barro para evitar que se fuera cerro abajo. Y así llegamos finalmente a la cumbre, a los pies del Cristo Redentor, canzados, llenos de barro, tiritando de frío, pero con la satisfacción de haber vivido una aventura inesperada. Después de un breve descanso, para recuperar fuerzas y tranquilizar los espíritus bajo la protección divina, seguimos en el descenso hacia Las Cuevas por la vertiente argentina. más amable y controlable que la ascendente chilena.

Parque2El Cristo Redentor de Los Andes es un monumento grandioso ubicado en la frontera Chileno-Argentina, de 6 metros de altura y 7 metros a nivel de la cruz. Se encuentra a 3.854 metros sobre el nivel del mar y fue inaugurado el 13 de marzo de 1904, para sellar la paz entre los presidentes chileno Federico Errázuriz y argentino Julio Roca. La estatua fue iniciativa del obispo de Cuyo monseñor Marcolino Benavente, quien deseaba homenajear los 25 años de pontificado de León XIII que se había caracterizado por sus encíclicas a favor de la paz con la imagen poderosa de Cristo Redentor. Y era necesario consolidar la paz entre chilenos y argentinos, amenazada por conflictos limítrofes en la Puna de Atacama. Benavente consiguió el bronce de antiguos cañones y encargó la obra al escultor argentino Mateo Alonso. Bajo la influencia de la dama argentina doña Angela Oliveira Cézar de Costa, amiga del presidente Roca, su sugerencia que la estatua fuera colocada en la cumbre del Bermejo, paso utilizado por las tropas del general Juan Gregorio de Las Heras, división del ejército libertador al mando de José de San Martín en 1817, en caso de que ambos países firmaran definitivamente la paz. Así se hizo, y el 13 de marzo de 1904 se inauguró con pomposa ceremonia cívico-militar-religiosa.

Cerro de La GloriaEn la misa votiva el obispo de Ancud, don Ramón Angel Jara, dijo un discurso que ha pasado a la historia: “Y cuando las futuras generaciones suban por estos desfiladeros, conducidos por brazos del vapor, no encontrarán, como en las Termópilas, escrito con sangre en las desnudas piedras, aquel testamento de los heroicos espartanos: “Aquí rendimos la vida por defender las patrias leyes“. Antes bien, llegarán a esta cumbre, y en el bronce de este glorioso monumento verán grabada con caracteres de fuego una leyenda sublime: “Se desplomarán primero estas montañas, antes que argentinos y chilenos rompan la paz jurada a los pies del Cristo Redentor“.

Cristo_Redentor_de_los_Andes

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply