You are here: Home > Viajando > El COVID le cuesta caro al turismo

El COVID le cuesta caro al turismo

El coronavirus le ha costado al turismo ya tres veces más que la crisis económica mundial del 2009, con la caída del 98% en el número de turistas internacionales en comparación con 2019, informó la agencia de la ONU encargada de este sector económico.

El Barómetro de la Organización Mundial del Turismo calcula unos 320.000 millones de dólares en ingresos perdidos desde el comienzo de la crisis del COVID-19.

La OMT recuerda que los gobiernos de todas las regiones del mundo tienen una doble responsabilidad: priorizar la salud pública y al mismo tiempo proteger los empleos y las empresas. La caída dramática del turismo pone en riesgo millones de medios de vida.

Las restricciones impuestas a causa del nuevo coronavirus provocarán en los próximos meses unas pérdidas que oscilarán entre los USD 1,2 y 3,3 billones para el turismo y sectores relacionados, según una estimación de la ONU.

“Esas cifras nos recuerdan claramente algo que a menudo olvidamos: la importancia económica del sector y su papel de salvavidas para millones de personas en todo el mundo”, destacó Pamela Coke-Hamilton, de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCED).

Una  reciente evaluación de la Organización Mundial de Turismo (OMT), que calcula que por si por sola, la caída de la demanda de viajes internacionales podría traducirse por una pérdida de entre 850 millones y 1 100 millones de viajeros.

La CNUCED elaboró a partir de ahí tres escenarios, que incluyen desde las pérdidas de hoteles y restaurantes a productores que venden sus productos directamente a los hoteles, bancos, productores de energía sector de la construcción, etc.

El escenario intermedio elaborado por la CNUCED supone una interrupción del turismo internacional de ocho meses, y unas pérdidas de USD 2.2 billones, es decir el 2,8% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial.

Si la interrupción de actividades se prolonga un año, las pérdidas serán de 3,3 billones de dólares, el 4,2% del PIB mundial.

En el escenario intermedio, la CNUCED calcula que Jamaica sería el país más afectado en el mundo, por la proporción del peso del turismo en su PIB, seguido de Tailandia, Croacia y Portugal.

En términos absolutos, son Estados Unidos y China los más afectados, seguidos de Tailandia, Francia, Alemania, España, Reino Unido e Italia.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) advirtió que el turismo internacional podría caer hasta un 60 u 80%, como consecuencia del coronavirus, denominada la “peor crisis” a la que se ha enfrentado este sector desde que comenzaran los registros hace setenta años.

Según la OMT, sólo en el primer trimestre el turismo se ha contraído un 22%, con 67 millones menos de turistas internacionales. Esto, traducido en cifras, significan USD 80.000 millones en exportaciones perdidas.

Las llegadas en marzo registraron una caída “abrupta” del 57%, a consecuencia del inicio del confinamiento en numerosos países. Además de la introducción de restricciones de viaje y el cierre de aeropuertos y fronteras.

Aunque la región de Asia y el Pacífico es la que muestra el mayor impacto en términos relativos y absolutos (33 millones menos de llegadas), el de Europa, aunque menor en porcentaje, es bastante elevado en volumen (22 millones menos).

Según la OMT, los escenarios actuales apuntan a un posible declive de las llegadas de entre el 58% y el 78% para el año. Si bien aclara que dependerá de la velocidad de la contención y de la duración de las restricciones de viaje y el cierre de fronteras.

Asimismo, la crisis hace que se encuentren amenazados entre 100 y 120 millones de puestos de trabajo en empleo directo del turismo.

El impacto, indica la OMT, se sentirá en diversos grados en las distintas regiones, siendo la de Asia-Pacífico la que, en teoría, empezará a ver la luz antes. La demanda interna podría estimularse antes que la internacional, sostiene el grupo de expertos del organismo, que aguarda signos de recuperación en el último trimestre de 2020, pero sobre todo en 2021.

En este sentido, consideran que la población mundial retomará antes los viajes de ocio, principalmente para visitar a amigos y familiares como ha sucedido en las anteriores crisis, que los de negocios. En Europa, al igual que Asia, los expertos esperan que la recuperación comience este año, como en África y Oriente Medio, mientras que las perspectivas son menos positivas respecto al continente americano.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply