You are here: Home > Viajando > Edimburgo

Edimburgo

La mejor manera de llegar a Edimburgo es en un tren cama, para salir de la estación de Waverley con las primeras luces de la mañana y embriagarse de la grandeza de la ciudad. Sería una llegada romántica, sin duda, pero también sentirías una sensación de temor a salir de la estación. Voltaire dijo: “Miramos hacia Escocia para todas las ideas de la civilización”, y es que la reputación de Edimburgo le precede.

Edimburgo tuvo la primera brigada de bomberos municipal organizada, formada en el año 1824, es la primera Ciudad de la Literatura de la Unesco y alberga los festivales más grandes del mundo de literatura y artes escénicas.

Es una ciudad misteriosa, llena de placeres ocultos como su tenebroso castillo vigilando la ciudad o la emoción de las callejuelas medievales del casco antiguo, donde los visitantes se pierden en su laberinto de piedra. Antiguamente, las calles estaban atestadas a la vez con zapateros y prostitutas, así como abogados y escritores, pero hoy en día todo ha cambiado.

A lo largo de la ciudad se pueden apreciar los recuerdos de la peste que asoló Escocia en 1645, como en la zona de Mary King’s Close, donde los City Chambers de hoy en día se construyeron sobre las casas en cuarentena. Se pueden encontrar también elegantes fragmentos de poesía escocesa tallados en las piedras del Trunk’s Close y Lady Stair’s Close, cerca de Museo de los Escritores en el que podemos encontrar libros, ropa y accesorios para fumar de celebridades como Robert Burns, Sir Walter Scott y Robert Louis Stevenson.

Edimburgo encanta por sus múltiples caras. Es una ciudad de edad avanzada, pero de mentalidad abierta dispuesta a un debate democrático en la librería World Power en West Nicholson o a representar una brillante obra contemporánea en el Traverse Theatre.

También vale la pena visitar el Parlamento de Escocia, con un corazón celta bajo su caótica fachada románica. Hay docenas de galerías de arte, con exposiciones en el Centro de Arte al Aire libre o la pequeña Fruitmarket cerca de la estación. El centro comercial es excelente – los eclécticos probad en Stafford Street; los fanáticos del vintage, William Armstrong & Son en el Grassmarket y también St Andrew Square para los amantes del lujo. Si hiciera sol (que es mucho suponer) puedes disfrutar de unas vistas conmovedoras, caminando por Firth of Forth hasta el romántico Arthur’s Seat, o bien desde el Observatorio de la Ciudad de Calton Hill.

Si estas viviendo unos días románticos con tu pareja, encontrarás la grandeza greco-romana de The Dome, alumbrado por los colores aterciopelados del Hotel Missoni, y aprovechando que estamos por la zona, podemos acercarnos a degustar un embriagador cocktail en Tiger Lily.

Edimburgo es la ciudad perfecta para los amantes de la cultura que gustan de una buena y alocada vida nocturna.

This slideshow requires JavaScript.

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply