You are here: Home > Viajando > Dordoña a la luz de las velas

Dordoña a la luz de las velas

Dordoña a la luz de las velas

Texto y fotos: Carlos Sánchez Pereyra/www.fotouropa.com

Foto:Carlos Sánchez Pereyra

Había una vez un castillo rodeado de resplandecientes jardines que se asomaban sin disimulo a un edén moldeado a base de paisajes y apasionantes historias medievales. Pero esta historia no tiene fin, aún existe y uno puede ser parte de ella en pleno corazón de la Dordoña.

Foto:Carlos Sánchez Pereyra

Vecino de Beynac y Castelnaud –ciudades cruciales durante la Guerra de los 100 años– se encuentra, a 800 m de altura, un pequeño castillo del siglo XVII conocido como Marqueyssac. En 1861 Julien de Cerver heredó la propiedad y plasmó en sus tierras la enorme pasión que sentía por las plantas.  A lo largo de 30 años logró crear uno de los jardines más bellos no sólo de la región de la Dordoña, sino de toda Francia. Con mucho arte mezcló cipreses, pinos, tilos, olmos, plátanos y, a base de decenas de miles de arbustos de boj, diseñó un lienzo natural que juega a la perfección con la luz y el paisaje de su entorno.

Toda esta fantasía llega al clímax durante el verano, cuando los Jardines Colgantes de Marqueyssac –el nombre oficial, digamos–, abren sus puertas los días jueves, al atardecer, y miles de velas y algunos detalles de luz artificial componen una rica paleta de colores que el mismo sol crepuscular aporta, creando un escenario de fantasía pura. Y si hiciera falta más belleza, los paseos por los jardines y las vistas al valle de la Dordoña –incluidas las ciudades-castillo– se refinan aún más al ritmo de un jazz en vivo o se acompañan con la entusiasta cadencia de las risas que desprenden reales bufones. No hay mejor escenario para sentirse rey por un día…

 

Foto:Carlos Sánchez Pereyra

INFO…  Marqueyssac a la carta

Durante todo el año hay pretextos para visitar este edén: constantemente se organizan talleres relacionados con la naturaleza y el arte; los niños pueden buscar huevos de Pascua y, los más intrépidos, inscribirse a una de las excursiones por la Vía Ferrata del valle de la Dordoña. Y, por supuesto, durante julio y agosto, Marqueyssac a la luz de las velas.

Foto:Carlos Sánchez Pereyra

Derechos Reservados Carlos Sánchez Pereyra / www.fotouropa.com

www.marqueyssac.com

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply