You are here: Home > Viajando > Day trip: Howth

Day trip: Howth

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Howth es un pintoresco pueblo pesquero ubicado en la costa del condado de Dublín. Sólo a 15km del centro de la capital, el lugar es reconocido por sus impresionantes acantilados y por ser uno de los mejores lugares para saborear riquísimos platos con pescado. La época ideal para visitar este pueblo costero es durante la primavera y el verano, cualquier día que no sea muy ventoso.

La mejor forma de llegar es con el tren (DART). Es imposible perderse ya que “Howth” es la última estación. Saliendo desde Pearse Station son aproximadamente 30 minutos de viaje. A menos que sea un día de sol brillante y sin nubes, de esos que escasean en Irlanda, no hace falta madrugar: el pueblo es pequeño y la caminata por los acantilados no dura más de 2 horas y media.

Si bien los cliffs son el orgullo del lugar, Howth cuenta, también, con una mini isla deshabitada, llamada Ireland’s Eye. La isla es ideal para ver exóticas aves, las ruinas de St. Nessan’s church, una iglesia del año 700; y una torre de vigilancia ( Martello Tower) del siglo XIX. Los domingos de 10 a 17hs está The Howth Cottage Market, un mercado donde se pueden encontrar desde productos gastronómicos hasta joyas, pinturas y fotografías.

Lo recomendable es llegar para la hora del almuerzo e ir directo a Beshoff Bros, el mejor take away de fish and chips (pescado frito y papas fritas) en todo Dublín. No dejen de probar el Cod and chips con salsa tártara y disfrutarlo sentados mirando hacia el mar. Eso si, ¡tengan cuidado con las gaviotas! Esas enormes aves, que parecen tan tiernas y amigables, están perfectamente entrenadas para robarte la comida. Niños aterrados corriendo hacia sus padres mientras las gaviotas los siguen desesperadas por el alimento, es una divertida escena que podrás observar en la costa de Howth.

Con la panza llena (y el corazón contento), llega el momento para la caminata por los acantilados. La principal atracción de este pueblo lleva al turista a recorrer unos senderos que ofrecen vistas extraordinarias de la costa irlandesa. El camino, de 6km de longitud, comienza al final de la calle Balscadden Road y, si bien es cuesta arriba, no es necesario ser un senderista experimentado para realizarlo. El trayecto lleva hasta el faro Baily Lighthouse, donde se hacen todas las famosas fotos del lugar.

Después de la larga caminata, es hora de recargar energías en una divina casa de té: Marie Louise Tea Rooms. Un té acompañado por unos deliciosos scones o una porción de torta es la mejor forma de cerrar el día en este simpático pueblo.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply