You are here: Home > Viajando > Cuba: Apuesta por el ecoturismo en Viñales, patrimonio mundial

Cuba: Apuesta por el ecoturismo en Viñales, patrimonio mundial

Cuba: Apuesta por el ecoturismo en Viñales, patrimonio mundialPor Adalys Pilar Mireles*

Pinar del Río, Cuba, 24 dic (PL) Conocida internacionalmente por las escenas de sus mogotes jurásicos, la comunidad cubana de Viñales apuesta por un turismo de naturaleza, motor del desarrollo local, cuyos horizontes crecerán en 2013.

El pintoresco pueblo, Paisaje Cultural de la Humanidad, regala mucho más que deslumbrantes panorámicas campestres, la preservación de antiguas tradiciones agrarias y artísticas es otro de los sellos de ese occidental paraje.

Con varias instalaciones hoteleras, rutas entre bosques y cuevas, el territorio recibe cada año a miles de turistas, tanto cubanos como foráneos, atraídos por encantos visuales y la conservación de centenarias prácticas de labranza, entre otras costumbres.

Más de 14 mil viajeros, en su mayoría provenientes de Europa, recorrieron los senderos del Parque Nacional Viñales hasta noviembre, cifra que revela un comportamiento favorable para la etapa, declaró a Prensa Latina Yamira Valdés, especialista de esa institución.

Entre los lugares preferidos por los recién llegados mencionó a la gran caverna de Santo Tomás, la cual clasifica entre las mayores de América Latina.

Abrir nuevos espacios para la explotación turística resulta una de las prioridades del sector, añadió.

En la demarcación, capital del carso insular, convergen diversas modalidades de esparcimiento con el cuidado del entorno, gracias a la colaboración de los pobladores, sus principales guardianes.

Escenarios como El Capón, antiguo basurero convertido ahora en finca de referencia, es recorrido igualmente por los amantes de las metodologías agro-ecológicas.

Valdés anunció la aprobación a partir de 2013 de nuevas propuestas de senderismo y caminatas por el Parque Nacional, una de ellas con duración de seis días.

El aprovechamiento de alturas consideradas miradores por excelencia pudiera ser otra de las variantes recreativas en el poblado entre cimas, así como la fundación de proyectos que -además- revitalicen el concurrido asentamiento a partir de sus potencialidades, afirma el historiador Ricardo Álvarez.

Debemos defender y mostrar sólo lo verdaderamente autóctono, insistió.

La localidad atesora añejas tradiciones de alfarería para moldear tinajas y porrones, técnicas de cestería muy peculiares.

El cultivo del tabaco a la usanza de siglos pasados, resalta también entre los valores de ese sitio, distante 160 kilómetros de La Habana.

Tanto el valle de Viñales como el poblado circundante fueron inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial en 1999, ambos en la categoría de Paisaje Cultural de la Humanidad, distinción que pondera no sólo los valores naturales sino además el legado del hombre en su andar por esas sierras.

Los típicos bohíos, hechos de madera y hojas de palma, perduran entre parcelas aradas y el aroma de las hojas de tabaco, mientras en el pueblo abundan las casas cubiertas con las llamadas tejas criollas, moldeadas con barro cocido.

*Agencia Prensa Latina

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply