You are here: Home > Viajando > Caraduras al aire

Caraduras al aire

Por: Aurelio Pedroso

Eliécer Ávila y Yoani Sánchez durante el Festival Clic, en La Habana en junio de 2012

Eliécer Ávila y Yoani Sánchez durante el Festival Clic, en La Habana en junio de 2012/ Foto: El Colimador

Aún está en manos de los investigadores si fue en La Pinta, La Niña o la Santa María donde llegaron a la isla los primeros caraduras. Lo cierto es que por muy ignorante que sea un cubano –que hay pocos porque aquí todo el mundo sabe leer y escribir-, el término no le prestará ninguna confusión al más modesto de entendederas ni mucho menos le obligará a vérselas con un diccionario.

Caraduras los hay de izquierda, derecha, centro y de norte a sur en el comportamiento humano. No se necesita militar en ningún partido político, ni estar suscrito a ninguna tendencia religiosa, así como tampoco ser un defensor acérrimo de los perros callejeros o en medio de una borrachera matar un gato y hacerlo fricasé. Simplemente, para ser un caradura basta con tener la cara dura. Así de fácil.

Y escribo esto a la sazón de un par de noticias que he conocido.

La primera, la de aquel muchachito que, en honor a la verdad, despertó muchas simpatías al tiempo que ponía en aprietos al Presidente del Parlamento cubano cuando le obligó a decir algo así como eso de mire usted, si a cada cual le da por viajar las congestiones en el espacio aéreo provocarían tantos accidentes como siete simios al timón de igual cantidad de autobuses urbanos.

Eliécer Ávila en Estocolmo

Ávila fue recibido en Estocolmo por los creadores de La Cubanada, Susanne Graham y Alexis Ferrer Colas (derecha).

Se llama Eliécer Ávila y ya algunos medios internacionales lo han calificado como el primer disidente que logra salir legalmente del país. No a Bolivia como había manifestado para conocer donde muriera el Che Guevara, sino a la distante Suecia. De seguro que su viejo anhelo lo dejará para otro viaje ahora que puede salir a su antojo.

La segunda y no menos importante es la sra; Yoani Sánchez, que este 18 llegará al Brasil. Con todo lo que ha ganado en premios y con un salario de 2,000.00 euros como seudo corresponsal del diario español El País (“remenber” Grupo Prisa), anda pidiendo por las tuberías de internet alguna contribución para el tour. Y no cuento su salario por ocupar una de las viceprensidencias de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), salario que podría –no lo tengo certificado aún– ascender a los 72,000 USD anuales.

Y para terminar. Tengo un paisano que cada tres meses participa conmigo en los encuentros de veteranos de guerra. Muy claro y meridiano el hombre. Cada vez que escucha alguna de esas anormalidades que suelen decirse a veces en reuniones, se levanta y exclama: “Qué barbaridad… Estamos rodeados y no de agua”. Le propondré agregar que de caraduras también.

Tomado de Progreso Semanal

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply