You are here: Home > Viajando > Caracas a pesar de la paranoia.

Caracas a pesar de la paranoia.

Teatro-principal-

Siempre he creído que gran parte del problema de la situación de inseguridad en Caracas está vinculada directamente a una paranoia colectiva que se respira en todas partes.  Y es que el tema de los secuestros y los robos en la capital, muchas veces son un asunto monótono para los que vivimos el día a día en esta urbe. La mayor parte de los caraqueños desconoce su ciudad; aún no se la han presentado. Depende de donde se encuentren, el este o el oeste pueden ser lugares misteriosos y desconocidos para un número considerable de pobladores.

Impartiendo una cátedra en una universidad privada al este de Caracas, era increíble ver cómo los jóvenes de este sector de la ciudad ignoraban la existencia de importantes íconos capitalinos como lo son El Calvario y El Arco de la Federación. Algunos conocían la Plaza O’leary porque llegaron ahí en la marcha del 11 de abril. Otros tienen recuerdos vagos de su infancia en la Plaza Bolívar y pedirles que conozcan El Museo Bolivariano y La Casa Natal del Libertador, es sobrepasarse de los límites de lo verdadero, natural, normal y conveniente.

La razón radica en el constante bombardeo que existe de una Caracas peligrosa, que no se puede recorrer y conocer. La matriz informativa apunta a un Centro bochornoso y sucio, carente de lugares atractivos y con mucha inseguridad. De ahí a que algunos se llevan la sorpresa al visitar por accidente el casco histórico y ver personalmente la gran batalla que ha ganado Jacqueline Faría recuperando espacios para el disfrute de todos.

Si bien es cierto que no es la mayoría de los habitantes del este, en definitiva es un importante sector. Muchos de estos desinteresados,  al viajar fuera de Venezuela, vuelven hablando maravillas de metrópolis extranjeras y menosprecian nuestra noble Caracas. Pobre de ellos y su ignorancia. Caracas es una ciudad que lo tiene todo.

Más allá de lo que los medios privados pretendan inyectar día a día con esa dosis de pánico colectivo, nuestra ciudad es hermosa y vale la pena recorrerla, sin miedo, sin prejuicios, en armonía y confianza. Ojalá que la gente del “Este del Este” sepa que hay más cosas que Centros Comerciales donde pasear un día domingo.

Viva Caracas Carajo…

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply