You are here: Home > Viajando > Bronca en Yumuri A. C. San Martin Albistur | La Habana | 13-02-2013 – 12:22 pm.

Bronca en Yumuri A. C. San Martin Albistur | La Habana | 13-02-2013 – 12:22 pm.

La llegada de turistas estadounidenses al río de Baracoa ha abierto la lucha entre empresas estatales y se han impuesto más prohibiciones.

Río Yumurí, Baracoa. (A.C.SAN MARTIN ALBISTUR)

Situada en el extremo oriental de la Isla, la ciudad de Baracoa, prendida de la provincia de Guantánamo, enaltece la región con sus riquezas naturales. Ciudad primada por la antigüedad del asentamiento, ha superado con la belleza de sus paisajes la popularidad ganada como tierra del cacao y el coco.

Desde hace varios años, Baracoa se erige como destino turístico. Aunque a  pesar de sus potencialidades se mantiene detenida en la pobreza y la insalubridad.

De los ríos que corren por la región, el Yumurí es de los que ha granjeado el criterio paradisíaco que los visitantes se llevan de la zona. Los kilómetros de recorrido del cañón que guía al río hacia el mar convierten el sitio en idílico. Otrora vía para la exportación de banano hacia los Estados Unidos de América, el paso es en la actualidad el mayor atractivo turístico de la región.

Durante catorce años el grupo turístico Gaviota S.A. dominó la explotación de la desembocadura. Las agencias de viaje vendieron durante años al turismo extranjero los paseos fluviales que ofertaban. El flujo de visitantes llegó al punto de cambiar la mentalidad de los residentes en el poblado de Yumurí. Los pescadores convirtieron sus botes en medios de transporte y el resto del pueblo se transformó en vendedores ambulantes.

Varios kilómetros antes de llegar a la desembocadura, los pobladores, en franca competencia abordaban a los visitantes para vender todo lo que fuera posible. El sitio se convertía en un avispero de vendedores que ofertaban comidas en el río, paseos en botes, chocolate, collares de polimitas y manteca de cacao.

Quienes no tenían nada que vender, pedían limosnas. El asedio de los lugareños y los servicios de Gaviota formaban el atractivo del lugar, que combinaba a la perfección costumbrismo y naturaleza.

Establecimiento de Gaviota, puente del río Yumurí, Baracoa. (A. C. SAN MARTIN ALBISTUR)

Cuando el negocio comenzó a cobrar fuerza, dos factores se unieron para ponerle fin. El arribo de grupos de turistas norteamericanos y el interés de la empresa de Flora y Fauna por las ganancias que reportaban los paseos por el cañón del Yumurí.

“La desgracia comenzó con los turistas norteamericanos”, explica uno de los empleados de Gaviota.

Durante algunos meses arribaron a Yumurí grupos de turistas norteamericanos encaminados en desarrollar un proyecto nombrado “People to People”. Las ganancias comenzaron a beneficiar a todos y el número de vendedores ambulantes aumentó. 

Entonces, según los empleados de Gaviota, el interés lucrativo de Flora y Fauna los llevó a decretar el cañón del rio Yumurí como reserva natural.  

“El problema es que de la vaca les tocó el rabo embarrado de mierda”, advierte uno de los empleados estatales. “Están esperando a que nuestra empresa le ofrezca parte de las ganancias”. Y solamente cuando los turistas deciden internarse en el monte es que la empresa Flora y Fauna cobra los servicios de un guía.

Cañón del río Yumurí, Baracoa. (A.C. SAN MARTIN ALBISTUR)Los pescadores convertidos en transportistas fueron multados y se les prohibió llevar turistas río adentro. Sin embargo, uno de ellos advierte que Flora y Fauna quiere poner sus botes y establecer nuevas tarifas. Hasta la fecha Gaviota cobraba por el paseo fluvial cuatro dólares por cada turista, los particulares cinco.

Por el momento, a los botes de Gaviota S.A le fueron suspendidas las licencias de navegación. Solo les permiten vender los paseos a turistas nacionales con la prohibición de caminar por el cañón  o bañarse río adentro.

“Tenemos una bicicleta acuática y con ella estamos resolviendo a los cubanos que quieren entrar al río”, explicó el empleado del grupo turístico a cargo de los recorridos.

Quizás todo pudiera haber quedado entre empresas gubernamentales con algún arreglo de las ganancias, de no ser por el turismo norteamericano.

Refieren trabajadores de Gaviota S.A. y pobladores de la zona que dentro de los grupos de turistas estadounidenses venían oficiales de la Seguridad del Estado enmascarados como turoperadores. Estos oficiales informaron al Gobierno sobre el asedio a que eran sometidos los turistas. También aludieron el descontrol policial que existía con los vínculos entre nacionales y extranjeros.

El Gobierno local apoyó entonces la determinación de la empresa Flora y Fauna, y se suspendió en las agencias turísticas la venta de la excursión al rio Yumurí.

La magnitud del problema llevó a establecer una reunión entre los representantes locales de Ministerio del Turismo (MINTUR), el Gobierno, la Policía y la empresa Flora y Fauna.

Según fuentes del MINTUR de la localidad, la representante del ministerio propuso la creación de fuentes de empleos que beneficiaran a los pobladores y el desarrollo turístico de la región. No obstante, el Gobierno determinó prohibir las ventas y la extensión de cualquier tipo de licencia a particulares.

Solamente se extendió licencia de venta de alimentos a una residente del poblado, por consideración a sus “méritos revolucionarios”.

Puente del río Yumurí, Baracoa. (A.C. SAN MARTIN ALBISTUR)

Desde los inicios del presente año el puente que atraviesa la desembocadura del río quedó desierto. Ya no se ven los grupos de turistas extranjeros esperando los botes para el paseo fluvial. La masa de vendedores ambulantes en pugna se redujo a un grupo que vigila las violaciones de las nuevas medidas gubernamentales para, luego de delatar a los infractores, infringir ellos mismos la prohibición.

Los dependientes del establecimiento de Gaviota se quejan de la poca venta y la vigilancia impuesta.

Algunos turistas extranjeros que arriban y chocan con las prohibiciones se lanzan al río y nadan los doscientos metros que lo separan de la entrada firme del cañón. La mayoría se marcha sin entender por qué está prohibido el paseo por lo que muchos llaman “la entrada del Paraíso”.

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply