You are here: Home > Viajando > Back to the Irish future

Back to the Irish future

Después de poco más de 2 años sin estar en Irlanda, al fin volví a esa tierra que tanto me ha enseñado y donde tanto he disfrutado.
Casi una semana en la que la lluvia, presente en todos y cada uno de los 5 días que estuve, no me impidó recordar, emocionarme y disfrutar de la gente y los diferentes lugares en los que estuve.

La excusa para tal viaje fue la despedida de soltero de un antiguo compañero de trabajo de Cork, y compañero de viaje; y digo lo de “excusa” porque aparte de la sorpresa que le ofrecimos, la semana también nos sirvió a todos aquellos que volvimos para darnos un regalo a nosotros mismos, saludarnos y durante unos días volver a vivir aquellos maravillosos años.

Más de una vez me han dicho “no vuelvas allá donde fuiste feliz” (a vivir se entiende) y, la verdad, me han entrado muchas ganas de desafiar tal afirmación.

Soy una persona poco solitaria, aún así me rapté durante unas horas tanto en Dublín como en Cork para simplemente rehacer aquellos paseos, deambular por esas calles que tantas veces recorrí en su día al abrigo de un impermeable, comprar nada en las tiendas cuyos pasillos aún recordaba de memoria.
Volver a caminar por allí me trajo gratos recuerdos, y contradictorios sentimientos. Por un lado estaba contento, muy contento de estar en un lugar donde sólo hay buenos momentos, y los no tan buenos se han convertido en curiosas anécdotas que incluso me alegran al contarlas; pero por otro lado no me veía de nuevo viviendo ahí, especialmente en Dublín… o sí, no sé, quizás. En Cork, sin embargo, me veía un poquico más.

De la misma manera los sentimientos afloraron durante las horas de madrugada, volviendo a revivir la night life irlandesa, ver esos tacones infinitos de aguja que al principio ruegas porque sus botes estén lo más alejados de tu pie, y conforme el depósito interno de pintas se va rellenando, te va dando un poco más igual.
Aún recuerdo ese momento en el que, después de llevarme una sorpresa al encontrarme en una house party a mi antiguo compañero de piso, me encontré de repente ante una situación tan familiar como desconocida, estar de nuevo en un ambiente igual al que tantas veces había estado, pero rodeado de gente que no conocía de nada.

La vida da muchas vueltas (y a mí que me pregunten!!), quién sabe si esos recuerdos y sentimientos se vuelven a materializar a diario.

Tags: , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply