You are here: Home > Viajando > ¿Y una posible privatización de Paradores?

¿Y una posible privatización de Paradores?

Paradores es uno de los buques insignia del turismo español. Actualmente este buque navega a la deriva azotado por los recortes y la mala gestión política, tan típica de nuestro país. Por ello queremos mostrar las posibles consecuencias de un proceso de privatización.

En primer lugar la mayoría de los establecimientos que explota, son patrimonio cultural que no pertenecen siempre al estado, sino que son concesiones gratuitas por parte de la iglesia, de las comunidades autónomas y de los municipios en los que están ubicados. Esto implica que los propietarios podrían llegado el momento reclamarlos para ponerlos en el mercado aunque el estado haya costeado en numerosas ocasiones las rehabilitaciones y reformas pertinentes. Así que estos activos no son propiedad de la Red de Paradores.

En lo referente al terreno económico los resultados se están recuperando gradualmente. A pesar de ello debemos destacar que tras un resultado positivo en 2007 de más de 36 millones de euros, en el año 2010 las cuentas tenían un balance negativo de 17,2 millones de euros. Durante 2011 según informa la Red de Paradores, los resultados siguen siendo negativos pero se recuperan, y en el año 2012 siguen las pérdidas pero también la recuperación, sobre todo gracias a las reformas acometidas por la nueva cúpula directora que han permitido una reducción de gastos de 20 millones de euros.

Uno de los principales hándicaps de Paradores en el caso de buscar una posible privatización es el alto coste de la plantilla. La red cuenta con 4500 empleados (más del doble que cualquier competidor con un número de establecimientos similar) que cuestan 31 millones de euros anuales.

El valor de Paradores es muy complejo de calcular ya que cómo hemos comentado antes los activos de la compañía son bajos puesto que no es propietaria de los establecimientos que explota, y en el caso de privatizar la empresa, no se sabría exactamente lo que pasaría con estos establecimientos. Según algunos medios de información, la hipotética  privatización de Paradores estaría valorada en 2000 millones de euros.

Otro dato que juega en contra de la privatización es la deuda contraída en estos últimos años que asciende a más de 180 millones de euros, un coste financiero muy difícil de asumir.

También juega en contra el que no se haya conseguido amortizar las inversiones realizadas según el plan estratégico de 2009-2012. A pesar de que se paralizase este plan en el año 2010, las inversiones realizadas ascendían a la cantidad den 286 millones de euros. Entre otras cosas ya que hubo que rebajar en un 10% el precio de las habitaciones para fomentar la demanda.

Si nos fijamos en el modelo de negocio, volvemos a encontrarnos con el problema de la propiedad de los bienes inmuebles explotados. Se trata de un tipo peculiar de alquiler en la forma de pago de un canon a Turespaña por la explotación de dicho patrimonio, lo que impediría la privatización vía enajenación física de los activos.

Se podría contemplar la cesión del modelo de negocio únicamente, pero la red de Paradores es tan amplia que la búsqueda de rentabilidad probablemente llevaría a la fragmentación de la cadena, lo que supondría una pérdida en cuanto a imagen de marca ya que uno de los factores que hace tan prestigiosa la marca Paradores es la amplitud de la Red.

En definitiva la viabilidad de la privatización está marcada por los elevados costes de mantenimiento, la deuda acumulada, y la incertidumbre sobre la posible explotación de estos edificios de tanto valor cultural.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply