You are here: Home > Viajando > ¡Soy de Leóooon, saaaaabe!

¡Soy de Leóooon, saaaaabe!

Creo que no les he contado, pero soy orgullosamente guanajuatense, pa´ ser más precisa del bonito Lion Guanajuato, donde según José Alfredo Jiménez, “la vida no vale nada” . Cosa que no creía, pero en estos tiempos de COVID pues parece que sí… aunque ésa es otra historia.

Hoy quiero platicar de mi chula ciudad. Si no eres de León y te pregunto ¿en qué piensas al escucharla nombrar? Segurito me vas a decir que en zapatos ¡y tienes razón! Y es que aquí se hacen los mejores “cacles” del país y sin sonar muy local, pues sí somos bien conocidos en otras partes del mundo por el cuero y el calzado.  ¡Pero no es todo!

León tiene además de un clima cálido, lugares increíbles para visitar, como el templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús de estilo Neogótico y cuya construcción tardó más de 90 años en ser terminada, incluso algunos se aventuraban a decir que cuando el recinto fuera terminado el mundo se acabaría. En este templo puedes contemplar hermosos vitrales, imponentes puertas de bronce y visitar sus criptas.

En León también tenemos un lugar a donde acudir cuando festejamos “el arco de la calzada” que desde 1886 da la bienvenida a nuestros visitantes, dicen las malas lenguas que el León que se encontraba en la cima fue castrado a petición de las escandalizadas monjas y señoritas que al pasar se perturbaban con aquella imagen.

La calle Madero te espera con sus bares y pequeños restaurantes que si te aventuras te tendrán atrapado hasta la madrugada.

No puedes dejar fuera del recorrido es el Barrio de San Juan de Dios, en donde puedes probar nieves de todos los sabores -como las grajeas de Harry Potter- , aquí te recomiendo sentarte en las banquitas afuera del templo, te comes tu nieve y de paso escuchas la misa que se transmite en el parque.

Si nos visitas a principios de año podrás disfrutar de la Feria de León que en sus 50 hectáreas tiene un lugar para cada gusto: palenque, juegos, comida típica, área fast food, exhibición ganadera, conciertos públicos, zona de compras. Esta feria es mi favorita y no sólo porque viva en León, sino porque tiene todo en un solo lugar. La vas a pasar bien si vienes solo a “echar reja” o sea con el novio, con la familia, amigos o si traes a tus abuelitos.

León te espera con los brazos abiertos y si esta pandemia lo permite, te invito a que pongas en tus propósitos de año visitar León.  Seguro te llevarás buenas sorpresas y algunos pares de zapatos nuevos; ah y cuando nos visites entenderás el título ¡saaaaaaaaaabe! (risas).

María Béeu

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Leave a Reply